5 consejos para enseñar a tus hijos el valor del ahorro

Es indispensable que desde temprana edad se inculque a los niños generar hábitos financieros

5 consejos para enseñar a tus hijos el valor del ahorro
Crear una alcancía es parte de la cultura en las finanzas personales.
Foto: Skitterphoto / Pexels

Fomentar una cultura financiera entre la población es una tarea constante que si bien cada vez tiene más adeptos, aún cuenta con muchas áreas de oportunidad para que la gente se sume a un entorno de mayor estabilidad y prosperidad económica.

En ese sentido, los hispanos que viven en los Estados Unidos son uno de los grupos que más rezagos presenta, ya que diversos estudios muestran que es el sector poblacional que menos ahorra para su jubilación, por ejemplo.

Para revertir esa tendencia, es indispensable que desde temprana edad se le inculque a los niños a generar hábitos financieramente sanos y responsables que les permita adquirir una cultura de conocimiento económico y transitar con mayores herramientas hacia su vida adulta, por eso te dejamos 5 prácticos consejos para iniciar a tus hijos en el ahorro.

1. Hablar de dinero

El primer paso para iniciar con una cultura financiera es charlar acerca de dinero, el valor del mismo, el trabajo que cuesta ganarlo, las ventajas de generar un ahorro y de la importancia de obtener hábitos que le ayuden a trabajar hacia una estabilidad económica. Mientras queden claros, los conceptos más sencillos son suficientes durante la infancia.

2. Que conozcan el valor del dinero

Establece una dinámica con tus hijos para que puedan ganar su dinero; si tienes programado otorgar una mesada, hazlo a cambio de alguna actividad sencilla y que les sea atractiva para que reciban una paga de tu parte por mínima que sea, sin perder que sea un ejercicio lúdico. Puede sonar absurdo, pero al final es una práctica que resultará formativa sobre lo que cuesta ganarse cada dólar y la importancia de ahorrarlo.

3. Separar lo gustos de lo necesario

Uno de los errores más comunes que se comenten con los hijos es el de cumplirles todos los deseos por caprichosos que parezcan. Eso los podrá tener contentos en el corto plazo, pero cada vez los gustos de ocasión serán más y más, perdiéndose la frontera entre lo quieren y necesitan, por lo que este entendimiento implica mucho diálogo, de lo contrario se generarán muchas frustraciones ente los niños.

4. Fijar objetivos de ahorro

Desde corta edad debe existir una motivación que incentive la cultura del ahorro, por lo que establecer alguna meta resultará inspirador e incluso divertido, puede ser un juguete, una prenda de ropa o alguna otra cosa que sea alcanzable en el mediano plazo con el fin de que se mantengan animados por la causa, pero sin ocasionarles un cansancio emocional que les haga desistir.

5.Otorgarles una caja de ahorros

Mientras lleguen a la edad en la que puedan obtener una cuenta bancaria de ahorro, procura crear una alcancía en la que le deposites su dinero pero en la que también los niños tengan acceso y sepan con transparencia de cuánto disponen y que no hay trampa de tu parte, cuando crezcan, esto les llevará a ser unos clientes más exigentes y responsables respecto a los servicios bancarios.