5 pasos inteligentes para comprar una casa

¿Cuántos puedes pagar?, ¿a qué tipo de interés?, ¿cuál es tu historial de crédito? Fíjate en lo más importante a la hora de comprar tu vivienda

5 pasos inteligentes para comprar una casa
Comprar casa es una de las decisiones financieras más importantes en la vida de cualquier persona.
Foto: Shutterstock

Comprar una casa es una de las decisiones más importantes para muchas familias. Significa que es el momento de asentar un plan de vida y de consolidar una estabilidad. Así también, significa construir el patrimonio para tus hijas e hijos, pensar a futuro y saber que, ante cualquier crisis, podremos recurrir a la materialización inmobiliaria de nuestro trabajo.

Por lo tanto, tomar esta decisión debe implicar un proceso detallado de selección y análisis ante las ofertas del mercado. Considerar, también, múltiples factores que pueden aumentar o reducir de forma considerable el costo final de nuestra propiedad. En este artículo, quiero hablar de 5 pasos que debemos de considerar para hacer una compra inmobiliaria estratégica y exitosa.

1. Determinar cuánto podemos pagar

El primer paso es determinar cuánto podemos pagar. El consejo es simple: hay que comprar una casa con un precio igual o menor a cuatro veces el ingreso anual familiar. Es decir, si tú y tu pareja ganan cada uno $30 mil al año y van a comprar la casa juntos, el cálculo consiste en sumar ambas cantidades ($60 mil) y multiplicarlas por 4. Así, el costo de la casa no debe ser mayor a $240 mil.

No hay que comprar cosas que después no podemos pagar. Mi invitación a todas las personas que invierten con la aplicación de Finhabits siempre ha sido resistir la tentación… en este momento los bancos o los mismos agentes buscan mayor provecho, pero no hay que caer en situaciones vulnerables. Por ejemplo, en lugar de comprar esa casa un poco más lujosa, lo mejor es tener un fondo de emergencia. Así, en caso de que algo suceda, tú puedes seguir pagando la mensualidad de la hipoteca por cuatro o seis meses y evitarte problemas con los intereses y el banco.

2. Buscar un buen crédito

El segundo paso es buscar un buen crédito. El mejor hábito es tener plan financiero previo para lograr nuestra compra. Por el tipo de inversión y fondo que se necesita para lograrlo, muchísima gente en todas las partes del mundo recurre a préstamos bancarios. Y por más que exista el rumor de que las deudas son malas, no es así si somos inteligentes y sabemos manejarlas. Sobre todo, con las bienes raíces, pues su deuda en realidad es solo una forma de sacar provecho a un préstamo que nos servirá para aumentar su costo final. Las casas tienden a aumentar de valor año con año, lo cual es un activo que promueve un patrimonio a largo plazo.

3. Negociar la tasa de interés

El paso tres es negociar la tasa de interés. Éste es quizá el paso más importante para ser exitoso en la compra de una casa y que, por lo mismo, requiere mayor estrategia.

Para lograr una mejor negociación con los bancos, hay dos acciones previas que vale la pena realizar: 1. Tener definido cuánto puedes gastar y mantener un buen puntaje de crédito; y, 2. Hacer una solicitud con diferentes bancos y comparar cuál te da mejor precio. Esto te da herramientas para negociar.

Debido a la crisis del coronavirus, las tasas actuales de los bancos están en precios históricamente bajos que no se han visto en 20 años. Esto se debe a que el gobierno bajó las tasas de interés general para que los bancos puedan hacer préstamos de forma más fácil y a nivel general, con el fin de reactivar la economía.

La negociación de la tasa es tan relevante que por una casa de $250 mil puede hacer que a 30 años paguemos $430 mil (si logramos una negociación al 4%) o paguemos $600 mil (si optamos por una del 7%). Son $170 mil que pueden servirte para hacer un patrimonio más sólido en tu futuro. La tasa debe ser fija, esto es muy importante. Lo que pagues de interés debe ser lo mismo por el tiempo que tardes en liquidar.

4. Encontrar un agente confiable y con experiencia

El cuarto paso es muy importante y consiste en confiar en la experiencia de quienes conocen el mercado. Para este fin, es importante entender cómo ganan dinero los agentes inmobiliarios en Estados Unidos. Hay dos tipos: el que representa al vendedor y el que representa al comprador. Pero la comisión siempre la paga el vendedor, por lo que no tienes de qué preocuparte de ese costo. Las y los agentes tienen experiencia y conocen el mercado, esto te ahorra años de conocimiento de su campo, te da tranquilidad y hacen la experiencia más amigable.

Es importante encontrar a agentes que den confianza, que sepan escuchar y tengan flexibilidad. Porque su trabajo es encontrarte a ti la mejor opción, así que no importa si tienen prisa de cobrar su comisión, al final el que paga eres tú.

5. Negociar el precio de la casa

Último paso, pero no menos importante: negocia el precio del inmueble. Por las condiciones económicas que estamos viviendo, es muy probable que los precios de las casas bajen debido a la poca demanda, así como a mayor oferta (hay mucha gente que necesitará vender su casa para contener la crisis, así como constructoras que deben vender).

Hay que tener seguridad, llegar con el vendedor y decirle que quieres la casa con un 10% o un 20% de descuento. Y sobre eso negociar. Hoy más que nunca las circunstancias están a favor del comprador.