7 años: Las deudas que te manchan casi para siempre

La Ley de Informes de Créditos Justos de los Estados Unidos establece que después de este periodo los elementos negativos desaparecen del historial crediticio de las personas, pero no así la responsabilidad de los deudores

7 años: Las deudas que te manchan casi para siempre
Después de 7 años, la FCRA permite borrar las deudas de los informes de crédito.
Foto: AnnaER / Pixabay

Desde tiempos ancestrales, el número 7 está asociado a símbolos de diversa índole, ya sean esotéricos o religiosos hasta artísticos; sin embargo, el 7 también tiene un significado en el sistema financiero de los Estados Unidos, como el número de años en el que un elemento negativo puede permanecer en el registro de deudas al que ingresan las personas de acuerdo a la Ley de Informes de Créditos Justos (FCRA por sus siglas en inglés).

Aprobada en 1970, la FCRA regula la información crediticia de los consumidores con el objetivo de establecer los parámetros de equidad, precisión y privacidad de la información personal contenida en los archivos de las agencias de informes crediticios, regulando la manera en la que se obtiene dicha información de los individuos, el tiempo que se conserva y cómo se comparte con terceras partes.

Para muchos, los 7 años son sinónimo de liberación en caso de tener alguna mala calificación en manera crediticia, la cual incluye pagos atrasados, cobros de deudas o cuentas canceladas, así como sentencias, embargos fiscales y quiebras; no obstante, apostarle al tiempo para que se borre una mancha financiera de este tipo, no necesariamente es una decisión que le convenga a las personas en esta situación, ya que si bien permite mejorar la puntuación crediticia, esto no quiere decir que la deuda se termine.

Así, tanto acreedores, prestamistas y cobradores no dejan de estar facultados para usar los canales legales y solicitar la liquidación, incluso llegando a los tribunales a través de una demanda, lo cual varía de acuerdo a las leyes locales de los estados en la materia, que en la mayoría de los casos es de entre 3 y 10 años antes de que prescriba, según explica el sitio especializado The Balance.

Te puede interesar:

·5 cosas que vale la pena comprar en marzo por sus descuentos de temporada

Riesgo de demandas

De acuerdo al portal financiero Wallet Hub, en tanto el plazo se mantenga abierto, las empresas tienen derecho a demandar por una deuda sin pagar sin poder utilizar la antigüedad como una defensa válida.

Asimismo, si el cobrador gana la demanda, la sentencia permanecerá en el informe crediticio 7 años después de su presentación, es decir, la marca negativa podría mantenerse en el historial de las personas incluso por más tiempo de lo que en un principio se habría considerado, además, la deuda podrá cobrarse mediante el embargo de salarios y la venta obligatoria de bienes.

En cuanto a los intereses, según las leyes estatales, estos pueden seguir acumulándose hasta que se pague la deuda y en casos extremos el deudor podría incluso pisar la cárcel por no pagar una multa civil impuesta una vez que se ha llegado a los tribunales.

En resumen, que las marcas negativas desaparezcan del historial crediticio es una nueva oportunidad para obtener puntuaciones favorables, lo que se traduce en más opciones para ser elegible a un crédito mientras se mantengan los pagos corrientes a tiempo y no se incurra en más deudas.

Es importante destacar que solo la información negativa desaparece del historial crediticio después de los 7 años, mientras que las marcas positivas se mantienen indefinidamente.