8 consejos para mejorar tu foto de perfil de LinkedIn y tener más oportunidades de encontrar trabajo

Es hora de que te apliques en tu imagen para que puedas prosperar en tu búsqueda

8 consejos para mejorar tu foto de perfil de LinkedIn y tener más oportunidades de encontrar trabajo
Lo sabemos, no eres fotógrafo, pero si planeas tomarte una foto exclusivamente para LinkedIn entonces cuida la iluminación en la imagen. Una foto oscura no sirve de mucho.
Foto: Pixabay

Expertos aseguran que las personas se forman una opinión instantánea de ti basándose en tu imagen captada en los primeros 100 microsegundos, es decir que si no tienes la imagen adecuada en tu perfil de LinkedIn tal vez sea porque estás dando una impresión equivocada.

Si sientes que tu currículum es tan completo pero no sabes por qué nadie te llama, entonces pon atención a estos sencillos consejos, compartidos por Flex Jobs, a aplicar en tu imagen para que mejores tu perfil y puedas prosperar en tu búsqueda.

¡Ten una foto!
Lo creas o no, pero este es el primer paso para querer darte a notar en el mundo laboral. Tener el gris genérico puede decir mucho de ti, primero que no usas LinkedIn con mucha frecuencia o que puedes ser una cuenta de spam.
Puedes configurar tu cuenta para que, en caso de que te busquen, solo aparezca tu perfil pero no tu foto, o incluso ajustarlo más para que solo las personas con las que estás conectado vean tu imagen.

Fotografía actualizada
Busca una foto actualizada de tu imagen, no necesariamente de ayer o de este mes, pero sí evita cargar una foto de hace 10 años solo porque lucías espectacular con dos tallas menos. LinkedIn recomienda que sea una foto donde el rostro ocupe el 60% del espacio.

Recórtala adecuadamente
La foto debe ser lo más centrada posible, si cortaste a otras personas de la misma imagen, asegúrate que no dejes rastro de que ahí estuvieron. Si vas a subir una selfie, recorta el brazo que extendiste para tomar la foto.

Elige el formato correcto
Asegúrate de que el archivo sea una foto de alta resolución. Debe tener al menos 400 por 400 pixeles , para que la foto no esté borrosa ni pixelada cuando se cargue. LinkedIn permite archivos de fotos grandes, pero no deben superar los 8 MB.

Cuida los valores comerciales
Una imagen poco profesional es cualquiera que te saque del foco profesional. Busca proyectar seriedad, confianza, inteligencia, lealtad. Es LinkedIn, no Facebook, reflexiona lo que deseas mostrar a tus posibles jefes y entonces te darás cuenta de la imagen que es más adecuada.

Cuida la iluminación
Lo sabemos, no eres fotógrafo, pero si planeas tomarte una foto exclusivamente para LinkedIn entonces cuida la iluminación en la imagen. Una foto oscura no sirve de mucho, una foto donde de tanta luz tuviste que cerrar los ojos, mucho menos. Usa luz natural pero colócate en un ángulo donde la iluminación sea uniforme a todo tu rostro.

Cuida tu vestimenta
Por más que ames los deportes, e incluso seas periodista deportivo, no es adecuado que tu foto de LinkedIn parezca de tu facha de los domingos. Conseguir trabajo es un asunto serio y por ende debes mostrar una imagen acorde a tu formalidad como profesional. Vístete como lo harías para acudir a la entrevista laboral, incluso no es obligatorio usar traje y corbata, pero sí puedes elegir un atuendo casual que esté limpio, sin arrugas y con colores adecuados.

Cuida el fondo
Aunque ya dijimos que el 60% de la composición de la foto debe ser tu rostro, no significa que no vas a dejar ver un posible fondo. Es por eso que debes buscar que sea algo neutral, que no reste atención a tu casa. Ni qué decir de posibles distracciones como tu cama, ropa tirada o cualquier otro elemento totalmente fuera de lugar.