Ahorra gastos en tus alimentos al comprar en un mercado de productores

Estos establecimientos emergen como una alternativa a bajo precio que incentiva la economía local

Ahorra gastos en tus alimentos al comprar en un mercado de productores
Se pueden adquirir productos por esta vía a través del Programa de Asistencia Alimentaria SNAP.
Foto: Erik Scheel / Pexels

En medio de la recesión económica en la que millones de estadounidenses están inmersos en una crisis por insuficiencia alimentaria a consecuencia de la pandemia por COVID-19, la búsqueda de más opciones para adquirir los artículos de la canasta básica ha llevado a muchos consumidores a redescubrir la venta directa con los agricultores a través de los mercados de productores, los cuales emergen como una alternativa más económica, que al mismo tiempo apoya a pequeños negocios regionales.

Asimismo, el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria del Departamento de Agricultura (SNAP por sus siglas en inglés) permite comprar en estos mercados a través de las tarjetas de Transferencia Electrónica de Beneficios (EBT) como vehículo de compra, así que te compartimos 6 consejos para comprar en el mercado de productores.

1.- Compara

A pesar de que sabemos de antemano que en los mercados de productores ofrecen los mejores precios, ya en el lugar incluso todavía podemos encontrar otras rebajas, además de que hay otros factores a considerar como el tamaño o la cantidad de los productos, los cuales en su mayor parte son de gran calidad.

2.- Elegir horario

Buscar horas menos concurridas como algún día entre semana hacia el final de la tarde, lo cual por lo regular tiene la ventaja de que viene acompañado de encontrar algunos remates o mejores precios respecto a horarios con más gente como suele ser el sábado por las mañanas.

3.- Favoritos

Después de que se ha recorrido el mercado y ubicado los mejores lugares en cuanto a calidad y precio, es recomendable elegir los establecimientos favoritos para distribuir las compras, lo que permite generar una relación de lealtad que más tarde puede redituar en descuentos adicionales u otras ventajas.

4.- Regatear

A diferencia de otros establecimientos, el tener el trato directo con el productor de los alimentos da margen para negociar los precios, al final los granjeros son comerciantes que están acostumbrados al regateo y saben hasta dónde pueden llegar, una buena idea es adquirir más volumen, lo cual dará más opción a otra rebaja.

5.- Productos “imperfectos”

Muchos consumidores evitan la compra de frutas o verduras con alguna mancha o incluso golpe, pero que en términos reales mantienen la misma calidad, aunque los productores ceden a darlos más baratos para poder sacar toda su mercancía. Siguen siendo productos de primera línea y que pueden ocuparse en salsas, sopas o ensaladas.

6.- Diversificar

Otra de las grandes ventajas de comprar en los mercados de productores es que se pueden comprar alimentos orgánicos al mejor precio posible, en especial respecto a las tiendas convencionales o en supermercados suelen ser considerablemente más caros; no obstante, también se pueden adquirir algunos productos que no son orgánicos, pero que están libres de pesticidas.