Alimentos. Qué tanto cambiaron su precio durante los meses de confinamiento

La carne es uno de los alimentos que más subió de precio debido a la pandemia de coronavirus

Alimentos. Qué tanto cambiaron su precio durante los meses de confinamiento
El cereal para desayuno es uno de los alimentos que incrementó su precio durante abril y mayo.
Foto: Flo Dahm / Pexels

¿Has percibido que los alimentos que consumes cambiaron de precio en los últimos dos meses?

Por ejemplo, durante mayo, el precio de la carne aumentó más del 10% debido a que las principales empresas de procesamiento cerraron temporalmente sus puertas porque miles de trabajadores se contagiaron de COVID-19.

Sin embargo, algunos artículos bajaron de precio. Aquí te decimos qué alimentos subieron y cuáles bajaron, de acuerdo a una nota de Daniell Wiener-Bronner, para CNN Business.

Lo que subió de precio

Si acostumbras desayunar cereal, durante mayo romper el ayuno fue ligeramente más caro: los precios de los cereales subieron un 1,4%.

El almuerzo y la cena probablemente también fueron más caros. Los precios de la carne de res subieron un 10,8%. El aumento de precios para ciertos tipos de carne fue aún más dramático: los cortes para asar se dispararon un 19.5% y los precios del filete se elevaron un 11.6%; las chuletas de cerdo subieron 8.4% y el pollo entero cuesta un 2% más. Los precios del arroz, la pasta y la harina de maíz aumentaron 1.8%, así como la sal y otros condimentos y especias.

Las verduras no fueron la excepción. Los consumidores pagaron 1.1% más por las papas, 1.9% más por los tomates y 1% más por las verduras congeladas. Los frijoles secos, los guisantes y las lentejas subieron un 4.9%.

¿Te gustan los postres? Esta noticia quizá te resulte un poco amarga. El helado subió 2.5%. Los pasteles y “cup cakes” aumentaron un 1,8% y el azúcar y sus sustitutos costaron un 1,2% más.

¿Qué es más barato?

También hubo buenas noticias para los consumidores, especialmente para aquellos que no se llenan cólo con un plato de cereal.

El precio del huevo bajó un 4,8%,el pan cayó 1,8% y las salchichas un 1,1%. El café tostado bajó su precio un 1,7% y los cítricos cayeron un 1,2%.

Otros precios también bajaron, especialmente productos procesados, como las sopas, que disminuyeron un 3,3% y las verduras en conserva un 1,2%. Aceitunas, encurtidos y condimentos cayeron un 2,4%.

Y para los golosos, los precios de las galletas cayeron un 3,1%.

Lo que no cambió

Los precios del pescado y los mariscos frescos apenas bajaron un 0,1%, al igual que el tocino. La lechuga se volvió 0.1% más cara, al igual que la mantequilla. Los precios de la leche bajaron 0.4%.

Pero si no te gusta cocinar y prefieres comprar alimentos preparados, su costo aumentó apenas 0.4%.