Biden habla del apoyo de su plan de infraestructura a los vehículos eléctricos, y conoce la nueva Ford F-150 Lightning de Ford

El plan de infraestructura del presidente Biden incluye $174,000 millones de dólares para ayudar a los fabricantes de la industria automotriz a la producción de vehículos eléctricos y hacer frente a la competencia de China

Joe Biden tuvo la oportunidad de ver la Ford F-150 Lightning, la versión eléctrica de la icónica camioneta, y adelantar desde la fábrica en Michigan su plan de apoyo para la industria automotriz.
Joe Biden tuvo la oportunidad de ver la Ford F-150 Lightning, la versión eléctrica de la icónica camioneta, y adelantar desde la fábrica en Michigan su plan de apoyo para la industria automotriz.
Foto: Getty Images

Ser presidente del país más poderoso del planeta tiene sus ventajas. Mientras el público debe esperar hasta la noche del 19 de mayo para conocer la nueva Ford F-150 Lightning, Joe Biden pudo echarle un vistazo mientras recorría la planta de vehículos eléctricos Rouge de Ford, en Dearborn, Michigan, desde donde volvió a promocionar su plan para “electrificar” Estados Unidos, con reembolsos para los compradores de vehículos eléctricos para impulsar la demanda y una vasta red de estaciones de carga a lo largo del país.

Biden no solo mencionó los beneficios que tendrían los vehículos eléctricos para los estadounidenses, también presentó los incentivos que se destinarían a la fabricación de ese tipo de automóviles y sus baterías, como créditos fiscales y fondos para modernizar las instalaciones para comenzar el ensamblaje de vehículos eléctricos.

El mandatario detalló que dentro de su propuesta de infraestructura, conocida como American Jobs Plan, que costará $2.25 trillones de dólares, se destinarán $174,000 millones de dólares para la producción de vehículos limpios.

El presidente tuvo palabras amables para los ejecutivos de Ford que lo dejaron manejar la camioneta, todo un icono estadounidense: “Les va a gustar… Gracias por mostrar cómo ganaremos la competencia del siglo XXI“, dijo sonriente. “Impulsemos juntos la fabricación masiva de autos eléctricos. Tomamos el mercado o nos quedamos atrás”.

Ford y otros fabricantes de automóviles han pedido al gobierno federal que apoye a las empresas en la transición a los vehículos eléctricos, con inversiones para impulsar la producción local de baterías y fortalecer la cadena de suministro nacional. Hoy, la cadena de suministro depende, increíblemente, de China.

El plan de Biden requiere 500,000 nuevas estaciones de carga a lo largo del país para apoyar a los compradores de vehículos eléctricos, junto con inversiones en la red eléctrica para hacer eficiente la transición. Además de todo, el American Jobs Plan incluye $ 35,000 millones para apoyar la investigación y el desarrollo en los Estados Unidos para temas relacionados con la energía y el clima.