Bill Clinton se suma a pedido de nuevo paquete de ayuda económica

El expresidente sabe que de no aprobarse un nuevo paquete de estímulo, millones de estadounidenses sufrirían duras consecuencias

Bill Clinton se suma a pedido de nuevo paquete de ayuda económica
Bill Clinton, ex presidente de los Estados Unidos.
Foto: Handout/DNCC / Getty Images

El expresidente Bill Clinton pidió al gobierno federal que proporcione, por lo menos, otro paquete de ayuda para que los trabajadores estadounidenses y sus familias enfrenten la crisis provocada por la pandemia de coronavirus, de acuerdo con una nota de Fox Business.

“Necesitamos al menos una, y quizás dos más, rondas de asistencia pública significativa”, dijo Clinton el miércoles durante el Foro Internacional de Insolvencia del Instituto Estadounidense de Quiebras.

Clinto dijo que esa debería ser una de las prioridades clave que la administración del presidente electo Joe Biden debe abordar de inmediato.

“En términos de empleo, hay un gran número de empresas que pueden o no volver. En ese contexto, tenemos que priorizar lo que vamos a hacer y luego hacerlo por áreas de crecimiento”.

Si bien la Reserva Federal (Fed) ha tomado una serie de acciones extraordinarias para respaldar la economía, incluida la reducción drástica de las tasas de interés a casi cero, la compra de una cantidad ilimitada de bonos del Tesoro y el lanzamiento de nueve préstamos para garantizar que el crédito fluya a las empresas y los bancos, no ha sido suficiente.

“Estamos en uno de esos raros períodos en los que la economía del lado de la oferta puede funcionar, donde se puede producir un déficit en el gasto y, de hecho, obtener más rendimiento porque las tasas de interés son muy bajas”.

El déficit presupuestario federal aumentó a un récord de $3.1 trillones en el año fiscal 2020, impulsado por un enorme gasto gubernamental para mitigar el dolor económico de la recesión inducida por el virus, incluida la Ley CARES de $2.2 trillones aprobada en marzo.

Pero en los meses transcurridos desde entonces, el Congreso ha luchado por llegar a un acuerdo sobre otra ronda de ayuda de emergencia y las negociaciones, que se paralizaron antes de las elecciones del 3 de noviembre, aún no se han reanudado.

Los demócratas de la Cámara de Representantes presionan por un plan de estímulos de al menos $2.2 trillones de dólares, pero los republicanos no quieren un paquete superior a los $500 billones.

Clinton argumentó que dado que las tasas de interés probablemente se mantendrán en un mínimo histórico en los próximos años, ahora no es el momento de preocuparse por la deuda.