Ante el aumento dramático de contagios, los líderes políticos urgen a firmar un nuevo paquete de ayuda económica

Al presidente electo, Joe Biden, le urge que se apruebe el paquete de estímulo, aunque el crédito se lo lleve el actual mandatario, Donald Trump

Ante el aumento dramático de contagios, los líderes políticos urgen a firmar un nuevo paquete de ayuda económica
Una mujer observa a través de la ventana de una farmacia de Nueva York. Los contagios se han disparado en Estados Unidos en las últimas semanas.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

A medida que los hospitales trabajan hasta el límite de su capacidad y el país bate récord tras récord con nuevos casos de COVID-19, el llamado a la acción legislativa resuena por todos lados.

Los principales líderes estadounidenses conversan hace meses sobre un paquete de ayuda para combatir el coronavirus que se necesita desesperadamente antes de la toma de posesión del presidente electo Joe Biden el 20 de enero, las negociaciones entre republicanos y demócratas no se han reanudado desde las elecciones del 3 de noviembre.

“Esta es una alerta roja, una emergencia de la mayor magnitud. Hay una necesidad urgente de que el Congreso apruebe un proyecto bipartidista en este periodo de sesiones”, dijo el viernes la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

“El Congreso ahora debe aprobar un proyecto de ley de ayuda de Covid. Necesita el apoyo de los demócratas. Háganlo grande y enfocado. ¡Háganlo!”, Tuiteó el sábado el presidente Donald Trump.

El tuit de Trump deja al descubierto el conflicto: los demócratas exigen un gran proyecto de ley; los republicanos uno enfocado.

Los economistas y políticos conservadores, incluido el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, ven los últimos signos de recuperación económica como una señal de que un paquete más pequeño puede llevar al país al límite hasta que la vacuna COVID-19 esté lista para su distribución masiva.

“Creo que debe haber otro paquete”, dijo McConnell el 10 de noviembre, haciendo hincapié en un paquete de estímulo menor. Ojalá podamos superar el estancamiento que hemos tenido durante cuatro o cinco meses”.

Otros no están de acuerdo y señalan que la vacuna no estará lista para la mayoría de las personas hasta dentro de seis meses o más, tiempo durante el cual miles de personas más podrían morir y la economía volver a estancarse.

“Necesitamos reconocer que a la economía ha mejorado porque tuvimos un estímulo fiscal muy agresivo desde el principio”, dijo a The New York Times Karen Dynan, economista de Harvard que se desempeñó como funcionaria del Departamento del Tesoro en la administración del presidente Barack Obama.

“Lo que Estados Unidos tiene que entender es que estamos a punto de entrar en el infierno de COVID”, dijo el doctor Michael Osterholm, un reconocido experto en enfermedades infecciosas y miembro del grupo de trabajo COVID-19 del presidente electo Biden.

La Cámara de Representantes retoma actividades el lunes, los legisladores enfrentan un periodo de transición hasta la entrada en funciones del próximo Congreso, el 3 de enero, por lo que tendrán que hacer un gran esfuerzo para aprobar más alivio económico antes de fines de 2020.

Biden tiene sus propios planes de estímulo que incluyen un segundo cheque de estímulo. El presidente electo no quiere esperar más de dos meses hasta que asuma el cargo para que llegue el alivio, incluso si Trump recibe el crédito como uno de sus últimos actos presidenciales.

“Una de las cosas urgentes que hay que hacer es que la gente necesita ayuda en este momento”, dijo Biden el 10 de noviembre, según informó Business Insider. “Ahora mismo: pequeñas empresas, personas que están a punto de ser desalojadas de sus casas porque no pueden pagar la hipoteca, seguro de desempleo”.

“Hay muchas cosas que van a tener que esperar hasta que Joe Biden sea presidente, pero esta no es una de ellas”, dijo el próximo jefe de gabinete, Ronald Klain, en el Meet the Press del domingo.

Los pocos beneficios restantes de COVID-19 expirarán el 31 de diciembre.