California obligará a Uber a clasificar a sus conductores como empleados y no asociados

La medida le daría a los choferes algunos beneficios como seguro médico y días de vacaciones

California obligará a Uber a clasificar a sus conductores como empleados y no asociados
Los trabajadores del volante han protestado en diferentes ocasiones.
Foto: Mario Tama / Getty Images

El gobierno de California anunció este miércoles que pedirá a la Justicia que obligue a las empresas de transporte compartido Uber y Lyft a clasificar a sus conductores como empleados y no como asociados, para ajustarse a la nueva legislación local.

La oficina del fiscal general del estado, el demócrata Xavier Becerra, emitió un comunicado conjunto con los defensores públicos de las ciudades de Los Ángeles, San Diego y San Francisco en el que explicó que se solicitará al juez una orden para que Uber y Lyft reclasifiquen a sus conductores “con carácter inmediato”.

“Es hora de que Uber y Lyft estén a la altura de sus responsabilidades y de la gente que les ayuda a ser exitosas: sus trabajadores. Clasificarlos como asociados significa que quieres que sean tus trabajadores o los contribuyentes quienes paguen las obligaciones que a ti te tocan como empleador”, apuntó Becerra.

Desde el 1 de enero es obligatorio en California que las empresas de la llamada economía colaborativa como Uber, Lyft o la firma de entregas DoorDash contraten formalmente a quienes ofrecen servicios a través suyo, en lugar de asignarles la condición de asociados independientes.

La ley ha encarado el rechazo de estas compañías, puesto que al llamarlos asociados en vez de empleados les permite no pagarles un salario fijo ni ofrecerles los beneficios que les corresponderían si estuvieran contratados, como seguro médico y días de vacaciones o de incapacidad por enfermedad.

Uber, Lyft y DoorDash anunciaron a finales del año pasado que gastarían hasta 90 millones de dólares conjuntamente para promover que la decisión final sobre esta ley recaiga en los votantes mediante un referéndum en noviembre, que coincidida con la elección presidencial.

Se calcula que alrededor de un millón de personas trabajan como asociados en el sector de la economía colaborativa en California, el estado más poblado de Estados Unidos, sede de Uber, Lyft y otras compañías de este tipo.