Cómo abrir una cuenta 401(k) sin un empleador

Hay opciones que pueden suplir este popular plan para la jubilación

Cómo abrir una cuenta 401(k) sin un empleador
Para que puedas disfrutar de tu jubilación debes tener un plan para el retiro con el mayor tiempo de anticipación.
Foto: Gerd Altmann / Pixabay

La gran mayoría de los trabajos a tiempo completo tienen acceso a planes de jubilación patrocinados por su empleador, esto quiere decir que, además de tener un número de Seguro Social para el retiro, les brindan la oportunidad de contar con ahorros dentro de una cuenta de inversión, usualmente, en un plan 401(k).

Sin embargo, si tú estás en un empleo que no te ofrece un plan de jubilación o simplemente trabajas por tu cuenta, puedes abrir cuentas para tu retiro que bien podrían ser tu plan 401(k), aunque no lo sean. Lo importante es que puedas tener la tranquilidad de realizar aportaciones que crecerán e irán directamente a tu jubilación para cuando decidas descansar y disfrutar de la vida.

1. Un plan Solo 401(k)

De acuerdo con NerdWallet, un Solo 410(k) es un plan 401(k) individual diseñado para el propietario de un negocio sin empleados, basado en las reglas del IRS que indican que no podrías contribuir a un plan Solo 401(k) si tienes empleados a tiempo completo.

En este sentido y para lo que está pensado, es para trabajadores independientes que terminan por no formar parte de una empresa en particular. Aquí tú eres el empleado y el empleador, por lo que podrías aportar más que un empleado. Mientras un trabajador tiene un máximo de aportación de $19,500 dólares anuales, en una cuenta Solo 401(k) puedes contribuir hasta $53,000 dólares anuales debido a que contribuyes como empleado más 20% de las ganancias netas del trabajo por cuenta propia más el 25% de la compensación como propietario de un negocio.

2. Cuenta IRA tradicional

Las cuentas de jubilación individual (IRA) son una excelente opción si no tienes una empresa, negocio ni como tal trabajas por cuenta propia, ya que puedes ser un empleado que no tiene una cuenta para el retiro en el lugar donde trabaja. Las cuentas IRA brindan más opciones de inversión en comparación con los planes 401(k), según la Oficina Agrícola de Servicios Financieros.

Aunque la realidad es que aún teniendo esa ventaja, el límite de las aportaciones de este tipo de cuentas son considerablemente menores que con un 401(k). Mientras en esta última puedes realizar hasta una aportación de $19,500 dólares o de $26,000 dólares para mayores de 50 años, en una cuenta IRA puedes contribuir hasta $6,000 dólares en el año o $7,000 dólares si tienes 50 años o más.

También en estas cuentas, tal como en los planes 401(k), debes deducir tus aportaciones en tus declaraciones de impuestos anuales. Contempla que en estas cuentas de jubilación se te quitarán los impuestos cuando comiences a retirar, incluso en la edad establecida. A menos de que optes por las cuentas IRA Roth donde pagas tus impuestos desde que realizas tus depósitos para que estos crezcan libre de impuestos.

También te puede interesar: