Cómo ahorrar dinero en tus servicios de streaming de televisión

Lo disperso de los contenidos genera en muchas ocasiones contratar más de una plataforma de entretenimiento

Cómo ahorrar dinero en tus servicios de streaming de televisión
Se puede compartir compartir Netflix con familiares o amigos para dividir gastos.
Foto: Tumisu / Pixabay

La diversificación de servicios de streaming en productos de entretenimiento parece no tener marcha atrás, al menos en los próximos años, detonando una forma diferente de vinculación de las audiencias y de cómo se alimentan los contenidos por estas vías, lo que también ha generado en muchas ocasiones que los consumidores tengan que gastar en más de una plataforma en la búsqueda de los programas de su predilección.

En ese sentido, las reglas han cambiado en la industria y también en los hábitos de consumo, en particular a raíz del impacto de la pandemia, la cual por un lado ha generado una mayor demanda de contenidos conforme la población mantiene las medidas de confinamiento, pero por el otro, la crisis económica ha mermado el poder adquisitivo entre la población, lo que ha hecho imprescindible tomar medidas para optimizar los gastos.

En este contexto, compartimos 4 consejos para ahorrar dinero en los servicios de streaming para que esas facturas no se salgan de un presupuesto ajustado.

Te puede interesar:

·Netflix incrementa el precio de sus suscripciones

1.- Compartir

Hay veces que los planes presentados en los servicios de streaming ofrecen más dispositivos de los que en verdad se utilizan, por lo que esto representa una buena oportunidad para compartir la cuenta con algún amigo para dividir gastos y obtener un beneficio mutuo. Incluso se puede adquirir un plan familiar con más dispositivos disponibles a conectar y convocar a más personas para que el ahorro sea mayor.

2.- Planificar

Una de las ventajas que ofrecen la mayoría de los servicios de streaming es que se pueden dar de alta y baja las suscripciones en cualquier momento, situación que permite administrar mejor el tiempo dedicado al entretenimiento, así que entre temporada y temporada de alguna serie o contenido favorito, se puede dar de baja el servicio para no gastar extra y volverlo a contratar cuando esté disponible algún o varios programas de nuestro gusto.

Si se tiene contratado más de un servicio de streaming, es casi imposible ver todo al mismo tiempo, por lo que programar los tiempos permite optimizar el gasto y los contenidos a consumir.

3.- Pruebas gratuitas

Muchos proveedores de este tipo de servicios ofrecen la oportunidad de consumir y experimentar sus plataformas por introducción sin costo ni compromiso de compra, así que se puede aprovechar ese periodo para ver alguna serie que resulte atractiva antes de desactivarlo.

4.- Compañía telefónica

Como una serie de estrategias para captar clientes, varias empresas de telefonía, en particular las tres preponderantes en los Estados Unidos como los son AT&T, Verizon y T-Mobile, ofrecen el servicio de streaming a partir de su plataforma a través de convenios, con lo que la mayoría de las veces resulta más económico adquirirlos por esta vía que por el método tradicional, o bien, ofrecen recompensas.