Cómo ahorrar más dinero con la regla 50/15/5

El método busca encontrar la estabilidad financiera a partir de la distribución fija de los ingresos

Cómo ahorrar más dinero con la regla 50/15/5
La regla es una herramienta para garantizar un nivel de vida incluso en los años de retiro.
Foto: Karolina Grabowska / Pexels

La búsqueda de la estabilidad económica puede resultar una batalla financiera constante si no se cuenta con un plan de distribución de ingresos lo suficientemente claro que fomente la disciplina a la hora de manejar los recursos.

Al respecto, los especialistas de las finanzas personales han desarrollado una serie de métodos que permiten facilitar la encomienda a las personas bajo la premisa en común: destinar un presupuesto fijo al ahorro.

Como parte de estos mecanismos se encuentra el de la regla 50/15/5, diseñada para mantener el balance económico en el presente y garantizar el mismo nivel de vida para los años de retiro, cuyo título emana a partir del reparto de los ingresos con no más del 50% del salario neto en gastos esenciales, 15% para el retiro y un 5% para los ahorros a corto plazo.

50% en gastos esenciales:

Para darle claridad al concepto, en este apartado entran todas aquellas erogaciones que no tienen margen para omitirse producto de las actividades que se realicen para tener un sustento. Las más básicas y elementales son la alimentación (despensa), vivienda (hipoteca o alquiler y servicios públicos), vestido y transporte (gasolina, estacionamiento, peajes y mantenimiento del vehículo), pero hay otros gastos que se pueden incluir en este rubro.

Aquí se integran las primas por seguro de gastos médicos y en caso de tener hijos, todo lo relativo a su manutención. Asimismo, se deben incluir las deudas (tarjetas de crédito) y otras obligaciones intransferibles según sea el caso.

 

Te puede interesar:

·Un método fácil de ahorrar usando sobres

 

15% fondo para el retiro:

Para muchos pudiera parecer que es demasiada asignación hacia la jubilación, pero entre mayor sea el blindaje económico que se genere en los años productivos de las personas, mejor será la calidad de vida. Se estima que el 45% de los ingresos para el retiro deben provenir de los ahorros a través de los distintos planes que hay disponibles como las cuentas de ahorro con ventajas fiscales como el 401(k), 403(b) o IRA.

En caso de no ser posible alcanzar esa cifra en el corto plazo, evaluar aumentar progresivamente las aportaciones para este fin hasta llegar a la cuota. Algún aumento o bono puede considerarse para integrarlo a los fondos de jubilación.

5% ahorro inmediato:

Situaciones como las que se han vivido en 2020 producto de la crisis económica derivada de la pandemia por COVID-19 refuerzan la importancia de siempre contar con un fondo que se destine al ahorro y el que se pueda echar mano en caso de situaciones de emergencia como un tema de salud o la pérdida de empleo. La regla sugiere que siempre se debe tener el suficiente recurso para solventar los gastos esenciales por un periodo de entre tres y seis meses.

De acuerdo a la distribución de 50/15/5, resta un 30% de los ingresos sin etiquetar, los cuales pueden ser destinados a lo que cada quien desee, como gustos personales; al final de cuentas, se trata de encontrar un equilibrio y disciplina para alcanzar una tranquilidad financiera.