Cómo comenzar un negocio de venta de comida desde tu casa

Sigue estos sencillos pasos e inicia tu emprendimiento como todo un ganador

Lanza tu negocio de comida, pero inicia paso a paso para ir seguro por el camino del éxito.
Lanza tu negocio de comida, pero inicia paso a paso para ir seguro por el camino del éxito.
Foto: Pixabay

La situación económica del país es dura, pero ya sea que tengas trabajo y quieras un ingreso extra, o si no tienes trabajo y deseas auto emplearte, preparar comida y venderla desde tu casa puede ser un gran acierto en esta época de crisis.

Aunque hayas visto tantos programas de cocina o reality shows de Netflix, hacer comida tiene su ciencia. Pero además de eso, te vamos a contar de algunos de los pasos más importantes para pasar de sólo hacerlos a comenzar un negocio de venta al público.

Paso 1: Elige tu nicho

Primero que todo piensa en qué tipo de comida quieres vender (y sabes hacer), porque hay muchas opciones posibles. Analiza cuál es tu público -tu target- y cuál es la comida que potencialmente ellos podrían consumir con más avidez. Piensa si quieres que sea comida que puedes llevar a domicilio, un servicio de catering para ocasiones o algo que puedas dejar en consignación en tiendas o cafeterías.

Paso 2: Analiza a tu competencia

Investiga a tu competencia ya establecida y la que va comenzando, para saber qué tantos “rivales” tienes en el camino y cómo tu negocio se puede diferenciar de ellos. Haz un estudio de mercado para que sepas qué es lo que puede funcionar y qué es lo que te haría fracasar. Si no puedes hacer esto de forma sistemática, basta con preguntar entre tus amigos algunas cosas clave, como qué clase de comida a ellos les gustaría comprar, de qué manera recibirla, y qué detalles ellos valorarían que no encuentran en actuales productores. Incluso, dales a probar tus platillos para que tengas información de tu producto.

Paso 3: Haz un plan de negocio

Aquí viene la parte más hermosa y hasta divertida. Este no tiene que ser una redacción de 45 cuartillas. No, para nada. Un plan de negocio es eso que estás pensando hacer pero con un poco más de estructura. La idea es que puedas plasmar en papel tu idea y cómo lo vas a lograr, cuánto cuesta hacer tu producto y cuánto distribuirlo. Si acaso necesitas un crédito, este plan te servirá para convencer a tus inversores de que te apoyen.

Paso 4: Registro y licencias

Piensa en el nombre de tu negocio, después tómate el tiempo para registrarlo sin importar si quieres que sea un pequeño negocio o le vas a tirar a las grandes ligas. Esto sirve también para fines fiscales, que no vayas a tener el nombre de otra compañía o que lleguen a confundirte si triunfas en grande.

Incluso te puede ayudar para crear una cuenta de banco comercial. En el U.S. Small Business Administration puedes encontrar todo lo que necesitas para registrar tu negocio, obtener cursos y hasta recursos para pequeñas empresas.

Paso 5: Obtén las licencias comerciales y permisos

Por nada te saltes este paso jamás. Las empresas de alimentos siempre requieren una serie de licencias y permisos para operar, aunque tus alimentos sean preparados en tu propia casa. Esto es porque las autoridades sanitarias siempre buscarán asegurarse que lo que prepares sea seguro para el consumo y que incluyas todos los ingredientes que mencionas en la etiqueta.

Debes asegurarte de que las leyes locales te permiten administrar un negocio de comida desde el hogar. Si así es, deberás confirmar que puedes cumplir con todos los requisitos de salubridad de alimentos establecidos por tu estado. Aplica aquí para saber qué tipo de licencias necesitas a nivel local o de acuerdo a las reglas gubernamentales.

Paso 6: Checa el envasado

Si vas a vender tus productos en tiendas, asesórate por los mejores materiales para envasarlos. Si tu estado tiene leyes de etiquetado, puedes crear tus etiquetas con los ingredientes para cada paquete. Consulta con el Departamento de Salud Pública de tu estado para obtener más detalles. Consulta más detalles en la página de la FDA.

Paso 7: Arma tu cocina

Compra el equipo necesario para tener la cocina ideal para la preparación, y de paso busca a los mejores proveedores de los ingredientes que vas a utilizar por semana. También puedes encontrar un proveedor especializado en artículos específicos, pero que sean relevantes para tu negocio.

Paso 8: Comienza a promocionarte

Empieza en pequeño, siempre entre tus conocidos. Aprovecha tu grupo de amigos y dales a probar tus productos ya sea que surtas a diario o si tienen algún evento especial. No dejes de usar las redes sociales para anunciarte. Haz unas fotos creativas, con tu celular podrían funcionar, y promociónate en tu colonia para que empieces a crecer.