Cómo debes protegerte de Covid-19 si manejas un taxi o Uber durante la pandemia

Si debes salir a trabajar, entonces debes tomar las medidas necesarias para evitar contagiarte

Cómo debes protegerte de Covid-19 si manejas un taxi o Uber durante la pandemia
Considera pedirles a los pasajeros que manipulen sus propios bolsos y pertenencias personales al subir y bajar del vehículo.
Foto: Pixabay

Las autoridades sanitarias han insistido a la población abstenerse de salir de casa si no es necesario, pero cuando la necesidad de trabajar en cualquier vehículo de alquiler, las medidas de cuidado deben ser muy importantes.

Si eres conductor de transporte público como taxi, Uber, limosina, etc, entonces debes tener cuidado y seguir recomendaciones primordiales para mantenerte fuera de riesgo de contagio dadas las posibles fuentes de exposición al Covid-19.

Quédate en casa si estás enfermo
Si tienes fiebre o síntomas como tos o dificultad para respirar, llama a tu proveedor de atención médica para consultarle al respecto y que te oriente antes de acudir a su consultorio.
No debes volver a trabajar hasta que se haya cumplido el criterio del aislamiento.

Usa una cubierta de tela para la cara
Debes usar cubierta de tela para la cara en entornos públicos donde sea difícil mantener otras medidas de distanciamiento social, especialmente en áreas donde podría haber muchísimas personas infectadas.

Limita el contacto
Evita ofrecer viajes compartidos o recoger a varios pasajeros que de otra forma no recorrerían juntos la misma ruta, y pídele al pasajero que use el asiento trasero.

En lo posible, evita el contacto cercano con los pasajeros. Mantén una distancia de al menos 6 pies de los pasajeros cuando estés fuera del vehículo y solicita que los pasajeros se sienten a seis pies del conductor al transportar pasajeros en vehículos grandes como vans y autobuses.

Considera pedirles a los pasajeros que manipulen sus propios bolsos y pertenencias personales al subir y bajar del vehículo.

Si trabajas para una compañía que ofrece una gran flota de vehículos, pídele a la gerencia de la compañía un auto/taxi (cuando corresponda) que tenga una mampara entre el conductor y los pasajeros, si está disponible.

Evita usar la opción de recirculación de aire de la ventilación del auto durante el transporte de pasajeros; usa las rejillas de ventilación del auto para permitir el ingreso de aire fresco y/o baja las ventanillas del vehículo.

Evita ofrecer artículos como botellas de agua o revistas que a menudo se brindan gratis a los pasajeros.
Evita el contacto con las superficies que los pasajeros u otros conductores tocan con frecuencia, como los marcos/manijas de las puertas, ventanillas, hebillas de los cinturones de seguridad, volante, palanca de cambio de marchas, palancas de señalización y otras partes del vehículo antes de limpiarlas y desinfectarlas.

Limpia y desinfecta
Ten a la mano desinfectante o toallitas desechables, y bolsas de basura en tu vehículo.
Sigue las indicaciones que figuran en la etiqueta del producto de limpieza.
Si las superficies están visiblemente sucias, se deben limpiar con agua y jabón o detergente antes de desinfectarlas.

Como mínimo, limpia y desinfecta las superficies del vehículo que se tocan con frecuencia al principio y al final de cada turno, y entre cada traslado de pasajeros enfermos.

Implementa medidas preventivas cotidianas
Evita tocarte los ojos, la nariz o la boca. Lava tus manos con frecuencia durante tu turno, antes de comenzar y al finalizar tu jornada. Sobre todo cuando manipulas objetos personales, dinero o entre tus descansos.

Pídele a los pasajeros que usen una cubierta de tela para la cara y que se cubran la boca y la nariz con pañuelos desechables al toser o estornudar. Pídele al pasajero que bote los pañuelos desechables en la basura luego de salir del vehículo.

Notifica de inmediato a la gerencia, a tu compañía de traslados compartidos y/o las autoridades correspondientes acerca de cualquier pasajero que propague sus gérmenes de manera intencional en el interior del auto.

Si no te sientes cómodo al transportar a un pasajero visiblemente enfermo por razones de seguridad, puedes optar negarte a transportarlo. No obstante, no se permite la discriminación de pasajeros por su raza, origen nacional u otros motivos descritos en las políticas de tu compañía.