Cómo es que la crisis del COVID-19 traerá una crisis futura en los aportes al Seguro Social en Estados Unidos

La caída de los salarios en 2020 puede afectar las percepciones de las personas que se jubilen en 2022, los legisladores trabajan para que el impacto no sea tan fuerte

Algunos jubilados podrían ver disminuir sus percepciones.
Algunos jubilados podrían ver disminuir sus percepciones.
Foto: Hasan Albari / Pexels

La pandemia de COVID-19 ha tenido efectos inesperados más allá de la salud de millones de personas. Por ejemplo, la crisis llevó a la posible reducción de los beneficios del Seguro Social para un grupo numeroso de personas.

A medida que la economía comienza a recuperarse, las señales apuntan a que esos beneficios tal vez disminuyan menos drásticamente, si es que lo hacen.

Los salarios promedio en el país se desplomaron en 2020, cuando la economía casi se paralizó en medio de un cierre nacional. Esos números, conocidos como índice de salario promedio o AWI, se utilizan para calcular los beneficios del Seguro Social. Los datos de 2020 se aplican a las personas nacidas en 1960, que serían elegibles para reclamar sus cheques mensuales por primera vez cuando cumplan 62 años, en 2022. Su beneficio mensual total es una fórmula basada en el número total de años trabajados, su salario durante ese tiempo, el AWI y otros criterios, como la edad a la que reclama.

Otras personas dejarán de trabajar en 2022 o morirán ese año, lo que genera beneficios para sus sobrevivientes, pero con beneficios basados ​​en los salarios de 2020.

El número total de las personas afectadas podría ser de 5 millones, según estimaciones del representante John Larson, demócrata de Connecticut, quien ha presentado una legislación que aborda el problema.

El año pasado, el actuario jefe de la Administración del Seguro Social, Stephen Goss, dijo durante un testimonio ante el Congreso que el AWI podría ser un 5.9% más bajo que en 2019. Eso, a su vez, podría reducir los beneficios de jubilación mensuales de un asalariado nacido en 1960 en alrededor de $119 dólares por mes.

Sin embargo, datos recientes de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) apuntan a una disminución menos dramática. En una carta publicada en enero, la agencia federal estimó que el AWI se redujo solo un 0.5% desde el año calendario 2019 hasta 2020.

Las cifras reales no se conocerán hasta finales de este año, dijo la CBO. El Seguro Social publicará los datos salariales del cuarto trimestre de 2020 en abril.

Independientemente de si hay una disminución, los defensores del Seguro Social dicen que ahora es el momento de que el Congreso actúe para evitar que los beneficios bajen sus percepciones.

“Incluso si no es tan malo como pensamos que será, y podría ser insignificante en términos de una disminución, eso no significa que una gran caída como esta no sucederá en el futuro”, dijo Dan Adcock, director de relaciones y políticas gubernamentales en el Comité Nacional para Preservar el Seguro Social y Medicare. “Podría ser mejor abordarlo ahora en lugar de esperar hasta que suceda en el futuro”.

La experiencia pasada

El AWI disminuyó por primera vez en 2009, impulsado por la crisis financiera, dijo Goss en su testimonio el año pasado. La caída del 1.5% no provocó ninguna acción en ese momento, aunque el AWI había aumentado cada año desde 1951 hasta 2008.

Esta vez, sin embargo, debido a que las estimaciones iniciales mostraron una posible caída mayor, los líderes del Congreso redactaron proyectos de ley para abordar el problema.

Eso incluye un plan más amplio presentado por Larson, quien se desempeña como presidente del subcomité del Seguro Social en el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara. Larson propuso un proyecto de ley en julio pasado, la Ley de Corrección y Equidad COVID-19 del Seguro Social, que arreglaría el “notch” que afecta a los nacidos en 1960, al tiempo que aumentaría los beneficios en un 2%, entre otros cambios.

Esa propuesta podría actualizarse en espera de nueva información del actuario jefe del Seguro Social.

Mientras tanto, los senadores Tim Caine, demócrata de Virginia, y Bill Cassidy, republicano de Louisiana presentaron un proyecto de ley que evitaría que el AWI se vuelva negativo.

Sin embargo, los cambios más amplios pueden ser menos probables ahora, considerando la agenda actual del presidente Joe Biden que se centra en la infraestructura y la reforma fiscal.

“¿Por qué debería haber un ajuste negativo en un año para las personas que cumplen 60 años, cuando no hay un ajuste negativo para ninguna otra persona que recibe el Seguro Social?”, han expresado los analistas.

También te podría interesar:

Cómo le afecta el cheque de estímulo a los impuestos sobre los beneficios del Seguro Social

Cómo te beneficiarán los nuevos procesos que el Seguro Social está implementando por la pandemia del Covid-19