Cómo evitar las facturas médicas “sorpresa” luego de atenderte en Estados Unidos

La mayoría de los gastos imprevistos aún con una cobertura médica, se dan por proveedores fuera de red

Cómo evitar las facturas médicas “sorpresa” luego de atenderte en Estados Unidos
Los servicios de ambulancia suelen incurrir en facturas sorpresa.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

Aunque contar con un seguro de gastos médicos debería ser una garantía para la cobertura cabal de la póliza que se contrata, lo cierto es que en muchas ocasiones los usuarios de este tipo de servicios se llevan más de un cobro inesperado a través de lo que es conocido como las facturas médicas sorpresas, la mayoría de los casos por recibir la atención de alguien que no pertenece a la red de atención por la que se ha pagado.

De acuerdo a un estudio de la revista médica especializada JAMA Network con base en las facturas médicas en los Estados Unidos, 1 de cada 5 adultos asegurados tuvo una queja de este tipo en los últimos dos años, mientras que a dos terceras partes les preocupa llegar a esta situación tanto para ellos como su familia, por lo que es necesario seguir una serie de recomendaciones para que esto no suceda, entre las que destacan las siguientes:

Te puede interesar:

·Cómo planea Walmart administrar la vacuna de COVID-19 

Investigar

En estos casos más vale abusar de la desconfianza que dejar pasar las dudas por pequeñas e inocentes que parezcan, por lo que es necesario investigar antes de cualquier visita o tratamiento médico y saber si se encuentra entre la red de cobertura contratada. Hay planes de salud que cubren la totalidad de la atención preventiva, pero es preferible consultar con la aseguradora antes de recibir cualquier visita médica y sus códigos de facturación, los cuales darán una guía para saber con lo que se tiene derecho, cualquier diferencia, por mínima que parezca, irremediablemente implica un gasto no deseado.

Laboratorios

Además del personal en la cadena de atención, también los estudios como los que ofrecen los laboratorios, deben de pertenecer a la red de cobertura para recibir servicios como análisis de sangre, resonancias magnéticas y otras pruebas. El estar fuera de red significa un costo adicional innecesario, mientras que por el contrario, utilizar los laboratorios de la red de cobertura pueden significar algún tipo de recompensa en ciertos casos.

Ubicación

Hay estudios o exámenes médicos cuyo precio puede cambiar dependiendo del área donde se encuentre el beneficiario, por lo que hay herramientas que permiten comparar precios en un mismo código postal y otro tipo de criterio que clarifican la decisión del consumidor.

Instalaciones

Aunque parezca inverosímil, tanto los hospitales como los centros de salud suelen cobrar un cargo por el uso de sus instalaciones, por lo que aunque la visita a un médico de la red sea totalmente elegible para adherirse a la póliza, si el consultorio del doctor se ubica en un complejo hospitalario que no esté incluido, deriva en gastos colaterales.

Ambulancias

Cuando llegan las emergencias, no se repara en que el uso de una ambulancia podría resultar un gasto exorbitante si no pertenece a la red elegible contratada por la póliza, por lo que contar con una lista previa puede ayudar demasiado en un momento crítico.