Cómo negociar los precios de tus trabajos de jardinería con los clientes

Si sigues lidiando con tus clientes para que respeten tus precios, entonces continúa tu lectura para que termines con ese gran dolor de cabeza

Nunca bajes tus costos sin haberle pedido al cliente que renuncie a algo de su pedido. A veces es mejor dejar ir a los clientes potencialmente difíciles.
Nunca bajes tus costos sin haberle pedido al cliente que renuncie a algo de su pedido. A veces es mejor dejar ir a los clientes potencialmente difíciles.
Foto: Pixabay

El trabajo de jardinería es pesado, de gran demanda pero sobre todo de mucho valor. Entonces, ¿por qué sigues lidiando con tus clientes para que respeten tus precios? Si ese es tu caso, sigue leyendo para que termines con ese gran dolor de cabeza.

Así como das tu mejor esfuerzo en tu empleo como jardinero o con tus trabajos de paisajismo, así deberías de ser bien pagado por tus nuevos clientes. Por lo cual, aunque tengas poco trabajo en algunas temporadas, no caigas en los precios bajos solo porque no creen que lo vales.

Cómo negociar los precios con tus clientes:

1. Lo primero que debes hacer es identificar las áreas donde puedes cobrar una tarifa y en dónde puedes reducir un poco antes de que tengas la cita con tu cliente.

2. Si creas una oferta, verifica un par de veces tus números. Así podrás asegurarle al cliente que su oferta es correcta y le conviene, pero obviamente a ti también.

3. Si tu cliente quiere un precio más bajo pero su propuesta sencillamente no es negociable, solo menciónale que le estás brindando precio justo para que puedas mantener tu negocio.

4. Incluso puedes modificar ligeramente sus “deseos” para que así pueda obtener un precio más bajo.

5. Puedes reemplazar alguna garantía del trabajo brindado, es decir si le ofreciste un plazo de tres años en algunos árboles, dásela por un año. Esto también es otra forma de reducir costos.

6. Nunca bajes tus costos sin haberle pedido al cliente que renuncie a algo de su pedido. A veces es mejor dejar ir a los clientes potencialmente difíciles.

7. Si es un paisajista con licencia, incluya información sobre los permisos de su ciudad, el registro de impuestos y las licencias estatales. Cualquier evidencia que pueda proporcionar de que es una empresa de renombre lo ayudará a destacarse de su competencia y a ganar más negocios de jardinería.