Cómo puedo salvar la situación si me quedé sin dinero a mitad del mes

Expertos en finanzas personales aconsejan 5 puntos a tomar en cuenta para prevenir esta situación

Cómo puedo salvar la situación si me quedé sin dinero a mitad del mes
En tiempos de incertidumbre financiera es importante hacer reajustes a los gastos.
Foto: Andrea Piacquadio / Pexels

Cuando privan las situaciones de incertidumbre financiera como lo que se ha derivado a raíz de la crisis global por el COVID-19 y llegan las dificultades para ganar lo que en algún momento estábamos acostumbrados, hay pocas cosas más angustiantes que quedarse sin dinero a varios días de que llegue el siguiente pago por nuestro trabajo. Al enfrentar este momento, ya sea por una mala planeación o un gasto inesperado que ha roto el presupuesto mensual de por sí ya sostenido con alfileres, es importante tomar en cuenta las siguientes 5 consideraciones para encarar la situación de acuerdo a los expertos en finanzas personales.

1. Reducir al mínimo

Puede resultar incluso penoso con uno mismo, pero encontrarse en esta situación implica bajar nuestros gastos a niveles no vistos antes, desde improvisar la alimentación aprovechando al máximo lo que se tenga en el refrigerador, además de llevar la comida al trabajo, serán días de cero lujos y como tal debemos asumirlo, así que entre más pronto logremos mentalizarnos a este idea, más rápido saldremos adelante.

2. Improvisar

Situaciones extraordinarias merecen soluciones extraordinarias, así que una de las opciones podría ser el buscar un trabajo temporal por mínimo que se sea para compensar en algo el déficit de presupuesto con oficios aunque sean muy básicos, no importa, lo que sea con tal de sacar un poco de dinero para compensar en algo la crisis del mes, e incluso, si es necesario, vender algo que no esté utilizando.

3. Tarjeta de crédito

Si la incertidumbre solo es en el estricto corto plazo a tan solo unos días de que estés en condiciones de volver a recibir dinero, utilízala para salir del apuro, al final para eso son, siempre y cuando asumas la responsabilidad de que tapar un hueco hoy, implica abrir otro solo ganando tiempo. En este sentido y si es posible, usa la tarjeta a partir del día siguiente de la fecha de corte, así tendrás un mes adicional para salir de los compromisos y sin generar intereses adicionales.

4. Prevenir

Está claro que en condiciones apremiantes es complicado pensar en un fondo de emergencias, pero en la medida de lo posible, es algo fundamental para enfrentar una eventualidad. Lo recomendable es fijar un porcentaje de nuestros ingresos a esta labor y hacer los ajustes para cumplir la meta sin importar cuánto sea lo que percibamos, al final ese excedente, por pequeño que sea, se agradecerá.

5. Reajustar gastos

Si quedarse corto con los ingresos antes de recibir la paga del mes es algo que ya se ha convertido en una situación recurrente, es el momento de hacer una reevaluación tanto de ingresos como egresos y con ello tratar de hacer los ajustes pertinentes para que no suceda, lleva un registro estricto de lo gastado e identifica las áreas de oportunidad para reducirlo; cualquier fuga innecesaria, por pequeña que sea, contribuye al caos.