Cómo saber si debería vender mi casa antes de una recesión en EE.UU.

Una recesión podría disminuir el valor de mercado de tu casa. En SoloDinero te explicamos si este escenario económico es posible y qué debes tener en cuenta a la hora de vender tu vivienda

Expertos aseguran que próximamente habrá una recesión en EE.UU. En SoloDinero te explicamos si es una buena decisión vender tu casa ante ese escenario y qué deberías tener en cuenta a la hora de concretar la venta
Expertos aseguran que próximamente habrá una recesión en EE.UU. En SoloDinero te explicamos si es una buena decisión vender tu casa ante ese escenario y qué deberías tener en cuenta a la hora de concretar la venta
Foto: Shutterstock

La posibilidad de una recesión ha tomado un lugar preponderante en la opinión pública estadounidense. Luego de una de las mayores alzas de las tasas de interés anunciadas por la Reserva Federal (Fed) desde 1994, analistas financieros de diversos fondos de inversión han pronosticado que hay 30% de probabilidad de que la economía llegue a una recesión el próximo año.

Este escenario ha tenido una resonancia particular en el sector de las bienes raíces, pues los propietarios temen que sus inmuebles pierdan valor ante la posibilidad de una desaceleración general de la economía.

Es por ello que muchos se preguntan si es pertinente la venta de casas antes de una eventual recesión. En SoloDinero te explicamos si esto es beneficioso o, por el contrario, puede ser una mala decisión.

¿Es posible pronosticar una recesión?

Conviene antes una breve definición de la recesión como fenómeno social: la recesión se define como el descenso significativo de la actividad económica de un país. En Estados Unidos, el ente designado para declarar oficialmente la recesión es el Departamento Nacional de Investigación Económica (NBER, por sus siglas en inglés).

Pese a que es un escenario económico que posee varios indicadores, los expertos coinciden en que es imposible predecir el momento exacto de una recesión. Esto es debido a que múltiples factores pueden afectar negativamente la economía, y desde distintos ángulos.

Por ejemplo, los índices bursátiles como el S&P 500, Dow Jones Industrial Average o Nasdaq Composite podrían revelar parte de la salud de la economía estadounidense. Otros aspectos a tomar en cuenta son los salarios, el empleo, la demanda, el volumen de consumo de bienes y servicios, o la cadena de distribución de mercancías.

Sin embargo, una recesión también puede ser motivada por aspectos geopolíticos, como guerras, pandemias o cambios bruscos que perturben el comercio internacional.

¿Por qué hay temor de una recesión en estos momentos?

Al ser un fenómeno económico multifactorial, se eleva la capacidad de pronosticar la llegada de una recesión. La posibilidad de un estancamiento económico se ha incrementado, de acuerdo con la perspectiva de los analistas, debido al aumento de las tasas de interés por parte de la Fed.

La razón por la que la Reserva Federal ha declarado los incrementos de las tasas de interés es para tratar de disminuir la inflación —que está en sus niveles más altos en los últimos 40 años— , pues, a mayor tasa de interés, hay más posibilidad de reducir la demanda, lo que resultaría en una baja generalizada de los precios.

A raíz de esta decisión, economistas de Goldman Sachs han declarado que ahora ven la recesión como un riesgo más alto, expresando su preocupación ante las decisiones de la Reserva Federal.

Por otra parte, Elon Musk, magnate multimillonario, ha manifestado su preocupación por la economía, y han ordenado a los ejecutivos de Tesla Inc. recortes, así como pausas en las contrataciones.

¿Qué debo tener en cuenta para vender mi casa antes de una recesión?

Las repercusiones de una recesión en el mercado inmobiliario no son siempre las mismas, pero expertos coinciden en que, generalmente, suele haber una depresión de las bienes raíces. Esto debido al descenso de la demanda de compradores de viviendas, lo que afecta los precios y los ingresos provenientes de la venta de casas.

La empresa estadounidense de préstamos hipotecarios, Fannie Mae, predijo recientemente que, durante la segunda mitad del año 2023, ocurrirá una “recesión moderada”, debido al incremento de las tasas de interés de la Fed, por lo que disminuyeron la expectativa de ventas de viviendas en un 7.4% para el año 2022.

Asimismo, la firma Fannie Mae aseveró que el incremento de precios de los hogares —que se debe a la alta demanda y a la poca oferta de inmuebles— declinaría próximamente. Esto en un contexto de tasa de interés hipotecario creciente.

Por tanto, el momento para vender una casa, antes de la recesión, es crítico. Es posible que el techo de los precios de los hogares sea un indicativo de que próximamente ocurrirá una caída, de acuerdo con la inversionista de bienes raíces Mónica Angeles. No obstante, esto conlleva un riesgo peligroso, pues el mercado fluctúa impredeciblemente a favor de compradores o vendedores.

Un análisis llevado a cabo por la firma de bienes raíces Redfin, publicado por Forbes, indicó que las viviendas de una sola familia mantenían mejor su precio que los condominios —los cuales registraron una caída de su valor de 13.1% entre 2007-2008 y 2011-2012— o las residencias de varios niveles.

En este sentido, es importante hacer una evaluación profunda y sincera de la vivienda, así como del vecindario o localidad en la que se encuentra, a fin de determinar el valor del domicilio y la demanda en la zona de ubicación.

Otra recomendación por parte de los expertos es la de realizar la mayor cantidad de reparaciones y remodelaciones al hogar, pues esto disminuye los tiempos de inspección y acelera los tiempos de venta, algo crucial a la hora de vender antes de una recesión.

Vender tu casa antes de una recesión: de la urgencia no queda nada bueno

Sea cual sea la decisión que tomes, lo importante es evaluar a conciencia todos los aspectos que rodean tus finanzas personales. Pero algo debe quedar claro: las recesiones son momentos cíclicos de toda economía, y terminan, para fortuna de todos.

De acuerdo con datos de Kiplinger, el promedio de duración de las recesiones luego de la Segunda Guerra Mundial es de 11 meses, por lo que si el precio de tu casa cae por debajo de los niveles que consideras aceptables, también existe la posibilidad de esperar y vender en momentos más prósperos.

De igual forma, las expectativas del mercado inmobiliario para los próximos 24 meses son diversas. Mientras que algunos economistas aseguran que existe una burbuja económica, otros señalan que el mercado se mantendrá robusto, pues la demanda de casas es alta y las tasas hipotecarias se encuentran relativamente bajas, lo que estimula la solicitud de préstamos para adquirir viviendas.

Asimismo, las instituciones financieras estadounidenses se han preparado para disminuir los efectos de un hipotético colapso como el ocurrido entre los años 2007 y 2008. Por ello, la perspectiva de un desplome de bienes raíces parece causar menos pánico entre inversionistas, bancos y clientes. De hecho, economistas aseguran que la caída de los precios será ínfima, pues la falta de suministro de casas acolchonará los derrumbes de precios.

También te puede interesar:

Por qué la recesión en el mercado de la vivienda en EE.UU. no se parece al colapso en 2007
Cuáles son las industrias que han mejorado y empeorado con la inflación y una posible recesión en EE.UU.