Cómo se espera que sean las negociaciones en el Congreso por el nuevo cheque estímulo

La ayuda a dependientes es uno de los temas que más se discuten estos días en el Senado

Cómo se espera que sean las negociaciones en el Congreso por el nuevo cheque estímulo
Mnuchin, Trump y Meadows, personajes importantes detrás de las negociaciones.
Foto: Alex Wong / Getty Images

Los legisladores de Capitol Hill parecen estar de acuerdo en una cosa: vale la pena enviar una segunda ronda de incentivos para ayudar a los estadounidenses a capear la tormenta económica provocada por la pandemia de coronavirus.

Pero las condiciones en torno a quién recibe esos cheques aún podrían estar sujetas a cambios, particularmente cuando se trata de cuánto dinero se destinará a los dependientes.

Los demócratas y los republicanos han pedido una segunda ronda de cheques de $1200 dólares en sus propuestas legislativas. Los primeros, sin embargo, fueron más generosos: pidieron aumentar el pago a $1200 dólares por cada dependiente y limitarlo a tres por familia.

Los republicanos del Senado propusieron la semana pasada $1200 dólares por individuo o $ 2400 por matrimonio, más $500 por dependiente.

Un grupo de republicanos presentó otro proyecto de ley que reduciría los pagos a $1000 dólares. Bajo ese plan, sin embargo, los dependientes también serían elegibles para la misma cantidad. El proyecto denominado Ley de Asistencia de Coronavirus para Familias Americanas, fue propuesto por los senadores Bill Cassidy, Steve Daines, Mitt Romney y Marco Rubio.

Según todas las propuestas todos los dependientes serían elegibles, ya que los primeros estímulos se limitaron a los dependientes menores de 17 años.

“Creo que parte de la motivación de los republicanos fue tratar de proporcionar asistencia adicional a las familias con niños y ayudarlos de alguna manera”, dijo Bill Hoagland, vicepresidente senior del Centro de Política Bipartidista y ex miembro del staff del Senado.

Eso puede significar que los impulsores del proyecto buscarían llamar la atención de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

“Supongo que podría ser algo que ella podría aceptar”, dijo Hoagland, y señaló que las propuestas anteriores son “probablemente débiles en la asistencia para el cuidado de niños”.

La batalla por el alivio del desempleo podría afectar la magnitud de los controles de estímulo. “Si va a reducir los $600 dólares a $400 o $500, podrías completar una parte de eso con este pago de estímulo”, dijo Hoagland.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo que la segunda ronda de controles debería salir mucho más rápido esta vez, tan pronto como una semana después de que se finalice la legislación.

La rapidez con que el gobierno puede enviar esos pagos podría depender de los cambios que se realicen.

Además de aumentar el pago de los dependientes, los republicanos que propusieron los cheques de $1000 dólares la semana pasada también pidieron que los estadounidenses que están casados ​​con cónyuges no ciudadanos (aquellos sin número de Seguro Social) tengan acceso al dinero del cheque de estímulo.