Cómo utilizar las referencias en LinkedIn para conseguir un trabajo

No pienses que no puedes conseguir el empleo que quieres, mejor busca cómo llegar a la persona que puede decidir tu contratación

Cómo utilizar las referencias en LinkedIn para conseguir un trabajo
Se estima que las referencias de empleados pueden reducir los tiempos de contratación en un 40 por ciento.
Foto: Pexels

Cuando es hora de buscar empleo, todas las armas posibles son válidas para correr con mejor suerte. No por nada existen tantas herramientas, que incluso el buen uso de las redes sociales puede hacer la diferencia entre conseguirlo o prolongar la búsqueda.

Hablamos de las referencias, las cuales pueden hacer ser muy útiles en el momento en que el mercado laboral padece los peores estragos de la pandemia, y que gracias a LinkedIn puedes sacar provecho cuando lo necesites.

Lo que antes acostumbrabas a poner como referencia personal en el currículum impreso, ahora puedes usarlo con los reclutadores, gerentes de contratación y personal de recursos humanos que conocen tus amistades.

Jobvite, un sistema de adquisición de talento, informó que las referencias de los empleados solo representan alrededor del 7% de los posibles candidatos, pero el número de esos candidatos referidos contratados es del 44%. Eso hace que valga la pena el esfuerzo de tratar de localizar una conexión con alguien dentro de la empresa. Y LinkedIn es el lugar ideal para buscar conexiones y obtener una referencia.

Pero en este tema de las referencias, existen los sí debes y los no debes, para tener éxito en tu contratación.
¿Qué hacer?
Antes de pedir referencias, asegúrate de que la oferta de trabajo se ajusta bien a tu perfil, a que cumples con los requisitos y que tienes las habilidades que el empleador requiere.

Debes tener un currículum convincente y bien escrito para enviar. Sé muy específico, describiendo los logros y resultados que has alcanzado en el trabajo.

Busca conexiones en tu perfil de LinkedIn. Busca en la pestaña de personas y escribe el nombre de la empresa en el área de búsqueda.

Aboga por ti mismo. Acércate a un extraño, señalando una relación que tienes en común, que podría ser que fuiste a la misma universidad o que ambos conocen a una persona. Luego, pregúntale si puedes pasarle tu currículum.

Hacer la solicitud simple y fácil. Nunca asumas, pregunta primero. Si accede, entonces pide que lo envíen a Recursos Humanos.

¿Qué no hacer?
No le pidas a tu contacto que haga un seguimiento o te diga lo que está sucediendo.

No le pidas que compare tu currículum. Ese no es su trabajo. La mayoría no sabrá cómo hacer eso de todos modos.

No asumas que fallarás, o que la persona diría que no. Si no preguntas, solo te estás venciendo a ti mismo.