Confesiones de un nuevo miembro de Costco

No pensé que la cultura de los clubes de almacenes fuera para mí. ¿Podría mi viaje inaugural convencerme de ampliar mis horizontes?

Según Brian Vines, el especialista de Consumer Reports, la experiencia de Costco "no decepciona" al buen consumidor
Según Brian Vines, el especialista de Consumer Reports, la experiencia de Costco "no decepciona" al buen consumidor
Foto: Shutterstock

Mi madre, que conduce una minivan en el medio oeste del país, es miembro de Costco desde hace décadas y compra regularmente gasolina, tequila añejo Kirkland y salsa de espinacas y alcachofas. Pero de alguna manera nunca he visto el interior de un pasillo de la quinta tienda más grande del mundo. Ayudaba a mi madre a descargar la cajuela del auto y saqueaba las almendras cubiertas de chocolate, pero eso era todo. 

La edad adulta no me cambió. Pero mis colegas de CR pensaron que escribir sobre la pérdida de mi virginidad en Costco sería una excelente historia y dijeron que pagarían mi membresía (recuerda, no hay regalos de las tiendas para ninguno de nosotros en CR). Aun así, tenía mis dudas. Al igual que muchos hípsters urbanos, con códigos postales de grandes ciudades y raíces en las montañas, no tengo ni coche ni despensa.

Pero mis dudas iban más allá de eso. La forma en la que yo lo veía era así: Los grandes almacenes como Sam’s Club, BJ’s y Costco son parte del trato que haces con el diablo cuando cambias la bicicleta y las bodegas por la comodidad de un estudio y un congelador en el sótano. Me encantan las gangas, pero me preocupa bailar al borde de esa resbaladiza pendiente que te lleva hacia los suburbios. 

Y lo más preocupante, ¿dónde iba a poner una tarima de toallas de papel? ¿Qué iba a hacer con un barril de mayonesa? Pero por otra parte, ¿quién soy yo para rechazar una tarea de escritura divertida?

Le pedí prestado un carrito de compras a mi vecino jubilado y me dirigí al metro para el viaje de 38 minutos al almacén Costco número 318 de Sunset Park, Brooklyn. A las 2:30 p.m. crucé el estacionamiento casi lleno hasta la entrada. Al ver las caras de satisfacción de los compradores de Costco que descargaban sus compras, me recuperé rápidamente. El carrito prestado y yo estábamos preparados para la tarea. Costco, ¡allá vamos!

Si has conseguido resistirte al canto de sirena de los grandes almacenes pero sientes un poco de curiosidad por Costco, o si posees una membresía de regalo o una invitación abierta para acompañar a uno de tus amigos que se ha pasado a lo que siempre he llamado el ‘lado oscuro’, sigue leyendo. Si Costco ya es tu lugar feliz, que las reflexiones de este visitante primerizo te recuerden cómo fue la primera vez que recibiste las llaves del reino de Kirkland.

No es una tienda de comestibles

Al igual que una tienda de saldos o de dólar, Costco tiene una selección de poca variedad. Vi una sola marca de extracto de vainilla, dos tipos de mezcla para panqueques, tres marcas de desodorante. 

Para ser justos, Costco no pretende ser una tienda de comestibles. Por su diseño, sus almacenes suelen tener unos 4,000 artículos, mientras que un supermercado de servicio completo puede tener hasta 30,000. La compañía dice que selecciona sus ofertas para que todo sea de la máxima calidad al menor precio. Se podría decir que sus ofertas son todas de primera calidad. 

Por lo que vi, es una tienda de casi todo, con una farmacia y un departamento de óptica propios, además de todo tipo de productos, desde electrodomésticos grandes y pequeños hasta ollas y sartenes. Hay secciones típicas de un supermercado: panadería, carne, productos agrícolas, pero los pasillos no tienen letreros para guiarte en tu viaje de compras. Así que lleva zapatos cómodos si tienes la intención de comprar a partir de una lista. Aunque no puedes elegir entre 13 sabores de helado, hay mucho que ver cuando se trata de televisores de pantalla plana y paquetes a granel de dulces para Halloween.

Sobre las muestras gratuitas

La opinión generalizada es que el hambre hace que uno sea propenso a comprar por impulso cuando vas de compras. Esta regla puede no aplicarse en Costco, donde hay puestos de muestras en casi todos los pasillos. El día que lo visité, esas muestras (distribuidas en pequeños vasos por personas extremadamente amables con delantal, mascarilla y guantes), eran de refrescos endulzados con estevia, pechugas de pollo enlatadas mezcladas con mayonesa a base de aceite de oliva y hamburguesas de frijoles negros. 

Ahora que el 2021 llega a su fin, ¿quién de nosotros no ha probado una hamburguesa de frijoles negros o un refresco dietético? Le pregunté a la vendedora por qué estaba sirviendo pollo con mayonesa en lugar de las intrigantes pieles de salmón crujiente con huevo salado de Snak Yard, que se encontraban en el pasillo a unos metros detrás de ella. Se encogió de hombros y dijo que vendía mayonesa. Como comensal aventurero, habría probado las pieles de pescado. Como gastador menos aventurero, me negué a desembolsar $13 para comprar la bolsa de 5.1 onzas. 

Tal vez Costco pueda seguir el ejemplo de Trader Joe’s, donde un miembro del personal me dijo una vez que podía llevar cualquier producto a la estación de muestra para probarlo antes de decidir si lo compraba.

No hay pasillos étnicos

Costco es una tienda sin fronteras. Había un recipiente de 56 onzas de ghee, mantequilla clarificada ampliamente utilizada en la cocina india, justo al lado de un frasco igual de grande de salsa y nadie parecía confundido. Ambos productos estaban al otro lado del pasillo del jarabe de arce orgánico, lo que me hizo pensar que los productos se colocan donde los empleados pueden acomodarlos, y que tienes que agarrarlos cuando los ves si no quieres tener que volver a recorrer todo el almacén.

Las ventas no decepcionan

Según mis cálculos, los precios diarios de Costco para las cosas que son básicas en mi casa son más o menos los mismos que pago cuando las compro en oferta en mi supermercado local. Así que imagina mi sorpresa cuando vi en oferta un paquete de seis hilos dentales de mi marca favorita, que ya estaba a buen precio, con un descuento de $4. Este era el tipo de oferta que tenía en mente cuando le pedí a mi vecino que me prestara su carrito. También compré una loción corporal multipack que probablemente habría pasado por alto si no hubiera tenido un descuento de $3.50. Las ofertas diarias valen la pena el viaje a Costco, pero los precios de venta realmente endulzan toda la experiencia. 

¿Demasiado de una cosa buena?

Feliz con mi oferta de hilo dental, me topé con la avena Quaker tradicional. En mi casa nos encanta la avena, la comemos todo el año y la cocinamos de forma convencional o la dejamos reposar de la noche a la mañana, y por reflejo cogí un paquete que contenía dos bolsas de 5 libras.

Pero en una tienda tipo almacén, tus reflejos pueden no ser tus amigos. Si crees que es importante hacer una lista antes de ir al supermercado, es absolutamente imprescindible hacerla antes de una visita a Costco. En el almacén, rodeado de ventas y muestras, todo empieza a parecer una buena oferta que no hay que dejar pasar y es fácil tomar decisiones de las que te arrepentirás.

Lo que me lleva de nuevo a la avena. En casa solo hay dos bocas que alimentar, así que al principio pensé en congelar una bolsa y guardar la otra en un frasco. Pero pensándolo bien, ¿realmente quería sacrificar mi limitado espacio en el congelador para ahorrar unos centavos? Usé mi teléfono para consultar algunos datos de precios para comparar la oferta de avena de Costco que suelo comprar. Descubrí que tendría que comprar cuatro paquetes de 42 onzas de mi marca habitual de avena tradicional para llegar a las 10 libras que se ofrecen en Costco. Obtendría 8 onzas más de avena en Costco y acabaría pagando solo $1.37 más. Así que sí, sería una buena oferta, estrictamente hablando, pero ¿10 libras de avena? Demasiada deliberación para el desayuno.

Es la central de TV

Cuando era niño, comprar un televisor era siempre un asunto de familia. Mi madre investigaba las marcas y las características, mientras mi padre abogaba por la pantalla más grande. Íbamos a la tienda de electrónica y nos  pasábamos una hora mirando y hablando con los vendedores. Por eso me sorprendió que un vendedor que trabajaba en el departamento de televisores me dijera que el 75% de las personas que compran esos grandes televisores de pantalla plana en Costco simplemente los toman y se van sin deliberar.

Tal vez los que van a comprar son todos miembros de CR que hicieron su investigación antes de ir al almacén. Pero para aquellos que aún no se benefician de la experiencia de CR, el vendedor de Costco con el que hablé tenía algunas ideas para compartir. Le hice preguntas cuyas respuestas ya conocía, y las respondió todas mientras caminábamos y me explicaba las diferencias entre los modelos de 85 pulgadas. Me dijo que estaba allí para ayudar y, aunque no me fui con el televisor de 85 pulgadas, le creí.

Costco vende libros

Son libros que realmente quiero leer. Un ejemplar de tapa dura de “Harlem Shuffle”, la novela de Colson Whitehead que acaba de salir a la venta, estaba en oferta a $11 por debajo del precio de lista. También había títulos actuales de autores de los que oído hablar, todos con un ahorro considerable. También había una gran selección de libros para niños.

Costco es el triángulo de las Bermudas del estilo

En cuanto a ropa, había guantes, mitones, ropa interior, calcetines e incluso botas de invierno y, si viene con un cordón, probablemente puedas encontrarlo. Sé que han sido dos largos años, pero ¿realmente necesitamos más pantalones deportivos? Si tu respuesta es sí, Costco es para ti. Negro, rosa, azul marino o gris, desde tallas para niños pequeños hasta las tallas más grandes para adultos, este es el hogar de las sudaderas. De compras en el mundo exterior siempre me pregunto por qué las sudaderas son tan caras. Después de mi viaje a Costco, tengo aún más curiosidad.

La membresía tiene sus beneficios

Tengo la sensación de que Costco quiere organizar toda mi vida y por un momento consideré que así fuera. En el mostrador de miembros tenía la intención de comprar la membresía Gold Star de $60. Después de cuestionar mi decisión, el representante, un miembro del equipo de Costco desde 2018, según su placa de identificación, me explicó los beneficios de la membresía ejecutiva de $120. 

Me informó que, como miembro ejecutivo, tendría derecho a todos las ventajas de la membresía básica Gold Star y, además, tendría la oportunidad de recibir una recompensa anual del 2% de hasta $1,000 en las compras realizadas en los 12 meses siguientes. Luego, el representante del servicio de atención al cliente salió detrás del mostrador protegido con plexiglás y se dirigió a una pared de folletos. 

Había un folleto de 48 páginas de viajes de Costco. Otro dedicado a los vehículos usados, repuestos y servicios a través del Programa para Automóviles de Costco. Un folleto que ofrecía protección contra el robo de identidad y un texto con información sobre los servicios de Costco con todo tipo de productos, desde seguros para el hogar, de automóviles y seguros de vida hasta financiamiento o refinanciamiento de hipotecas y entrega de agua embotellada.  

Me mantuve firme y compré la membresía Gold Star de $60. Como miembro, ahora puedo comprar una tarjeta de compras de Costco, una especie de tarjeta de regalo disponible desde $25 a $2,000, que le da derecho a cualquier persona a comprar en Costco o en el sitio web de la compañía. Si no estás seguro de que una membresía sea para ti, pídele a un miembro de Costco que te compre una tarjeta de compras y pruébala.

Gasté solo un 25% más de lo que había planeado

Nunca había gastado $250 en comida. Ni para una fiesta de cumpleaños, ni en la elegante tienda de comida de Manhattan donde las peras están envueltas en papel de seda dorado, ni siquiera para el Día de Acción de Gracias. Pero tres horas después de cruzar el estacionamiento, me dirigía a casa con 22 artículos, incluido un paquete de cuatro crisantemos en macetas, un envase de 3 libras de yogur griego, una docena de croissants recién hechos en la panadería, el obligatorio pollo asado y más, todo por $256.11. En realidad, se pueden añadir unos cinco dólares más a la cuenta porque no podía irme sin una rebanada de pizza y un helado de vainilla, que me comí en el estacionamiento antes de regresar a la estación de tren. Fue duro para mi carrito de compras prestado, pero Costco fue amable conmigo.

Mis conclusiones sobre Costco

Entonces, ¿mi membresía Gold Star me obligará a llevar una vida de pantalones caqui y mantenimiento del césped? En primer lugar, ni siquiera tengo césped, y en segundo lugar, comprar en Costco no me hará más parecido a mi padre, así como él no será más parecido a mí por usar vaqueros ajustados. ¿Pero en cuanto a mis preocupaciones sobre si comprar papel higiénico por montones me llevaría a una vida de excesos, comodidad y aburrimiento? Eso no ha sucedido.

Es posible comprar en Costco y seguir siendo el tipo de persona que pide bebidas molestas y específicas en cafeterías independientes. Me doy cuenta de que es la dualidad lo que hace que la vida sea interesante. Como comer lo que sea en una cazuela cubierta de queso durante una visita a casa y amar ese momento porque sabes que te espera una vida sin carbohidratos cuando regreses a la “vida real”.

No creo que el personal del almacén se aprenda mi nombre pronto, pero me verán de vez en cuando. Al menos, en cuanto empiece a ver el fondo de ese bote de 3 libras de yogur griego o se acabe el hilo dental.

 

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2022, Consumer Reports, Inc.