Creación de empleo en noviembre crece muy por debajo de las expectativas de analistas

Tras los resultados de noviembre, Estados Unidos todavía tiene alrededor de 9.8 millones de puestos de trabajo menos que en febrero

Creación de empleo en noviembre crece muy por debajo de las expectativas de analistas
Trabajadores se consuelan luego del cierre de una planta de General Motors en Ohio, en marzo.
Foto: Jeff Swensen / Getty Images

La creación de empleos en Estados Unidos durante fue la más raquítica en seis meses, mientras un aumento en los contagios de COVID-19 y la falta de más medidas de alivio gubernamental amenazan con revertir la recuperación de la economía.

Se crearon 245,000 puestos de trabajo no agrícola durante el mes pasado, 365,000 menos que en octubre, cuando se contatró a 610,000 personas, informó el viernes el Departamento del Trabajo. Fue el menor incremento desde mayo.

La tasa de desempleo se redujo a 6.7% desde el 6.9% registrado en octubre. Diversos economistas habían previsto la creación de 469,000 empleos y que la tasa de desocupación fuera de 68%.

“La amplitud y severidad del resurgimiento del virus sugiere un mayor impacto en el mercado laboral que durante la segunda ola”, dijeron economistas de Goldman Sachs a sus clientes, de acuerdo con CNN.

Tras los resultados de noviembre, Estados Unidos todavía tiene alrededor de 9.8 millones de puestos de trabajo menos que en febrero. Eso significaría que el mercado laboral ha recuperado más de la mitad de sus pérdidas, pero le queda un largo camino por recorrer.

La situación podría empeorar para millones de estadounidenses con las prestaciones especiales por desempleo pandémico que terminarán en las próximas semanas.

A menos que el Congreso llegue a un nuevo acuerdo de estímulo, programas como la Asistencia por desempleo pandémico, que ha brindado apoyo a contratistas independientes, trabajadores independientes y autónomos, así como a ciertas personas que están enfermas con COVID-19, se terminarán después de Navidad.

Ethan Harris, jefe de economía global de Bank of America, le dijo a Matt Egan de CNN Business que el último informe sobre empleos podría ser una llamada de atención para los legisladores.

“No hay ninguna fuerza externa que intervenga para decirle al Congreso que deje de hacer el tonto y se ponga a trabajar”, dijo.