Cuál es la situación del trabajo no registrado en Estados Unidos

Es posible que millones de trabajadores migrantes tengan que regresar a sus hogares y que sus familias sufran la pérdida de las remesas

Cuál es la situación del trabajo no registrado en Estados Unidos
Más de 11 millones de personas de origen latino no tienen empleo legal, es decir, que no tienen cobertura médica y trabajan en empleos inestables.
Foto: Pixabay

La pandemia ha trastocado la vida económica de Estados Unidos, especialmente la de los inmigrantes indocumentados, quienes en su deseo de perseguir el sueño americano ahora se encuentran en la encrucijada de contagiarse o sufrir el hambre. 

“Las familias se están quedando sin trabajo, sin comida, no tienen dinero para la gasolina”, dijo Nora Sandigo, fundadora y directora de la organización Fraternidad Americana, a BBC Mundo. Ella tiene bajo su custodia legal a cientos de menores hijos de inmigrantes indocumentados cuyos padres fueron deportados. Fraternidad Americana lleva décadas ayudando con cajas de alimentos básicos a los hogares de quienes más lo necesitan, sobre todo ahora que la pandemia los ha dejado sin recursos para probar bocado en el día.

Esta recesión es difícil para todos, pero en el caso particular de los latinos sin documentos en Estados Unidos, las consecuencias del coronavirus los está afectando de forma desproporcionada, y no sólo por los peligros a la salud que constituye la enfermedad, sino también por la debilidad financiera en que se encuentran.

Por un lado, la pandemia los dejó sin trabajo: en marzo pasado, solo un 16% de los latinos en ese país tenía un trabajo que podía hacerse desde casa, según datos de la Oficina de Estadísticas Laborales.

Asimismo, su situación ya era de una complejidad importante por ser víctimas de precariedad laboral y contratación no registrada en tiempos previos a la pandemia: de acuerdo a BBC, más de 11 millones de personas de origen latinoamericano no tienen un empleo registrado en Estados Unidos, es decir, que se les pagan en efectivo tarifas menores a las habituales por el mismo trabajo, sin contratos escritos. No tienen cobertura médica, ni acceden a la mayoría de los beneficios federales ni derecho a subsidio de desempleo. También este grupo ha quedado fuera de los cheques estímulo enviados por el Departamento del Tesoro a través de la Ley Cares.

¿Qué peligros enfrentan los empleados que son contratados sin registro?

Los peligros de ser contratado sin registro en Estados Unidos son diversos.

1- Por un lado, el empleado que se expone a ser pagado “debajo de la mesa” (under the table) como se estila decir en Estados Unidos, también corre riesgos por negligencias asociadas del empleador, quien, como no queda registro de la contratación, no tiene una obligación formal de pagarle “lo acordado”, ni tampoco de cumplir con medidas de seguridad ni higiene laborales habitualmente exigidas para trabajar saludablemente.

2- Si bien muchos inmigrantes indocumentados no pagan los impuestos en Estados Unidos, hay muchos que sí lo hacen con un número de ITIN, dada su esperanza de algún día poder convertirse en residentes legales y luego en ciudadanos. Es por eso que es necesario tengan ajustado registro personal de cuánto han cobrado -ya que no tendrán un comprobante escrito-, de manera de hacer una presentación al IRS que resulte lógica y creíble. Si presentas tus impuestos de modo que el IRS sospeche que tus ingresos reales no están representados fielmente, puede considerar que estás cometiendo evasión impositiva, a lo que aplica intensas penalidades monetarias. De todos modos, esto no aplica en todos los casos, salvo cuando la evasión es por montos muy altos.

2- No tendrás una prueba escrita para demostrar tus ingresos. Ello complicará a su vez poder avanzar en cubrir adecuadamente una serie de necesidades personales, como puede ser hacer un contrato de alquiler, solicitar un préstamo o hipoteca, contratar un seguro médico, financiar la compra de un auto, entre otras cosas. En ese mismo sentido, no se puede comprobar la relación deuda-ingreso que habitualmente se pide para este tipo de trámites. Incluso con un buen puntaje de crédito, esta relación es importante para las instituciones prestamistas y aseguradoras porque da una idea de “confianza” respecto de la persona en cuestión.

3- Si tienes un accidente de trabajo y tu empleador no ha estado enviando un Seguro de Compensación para el trabajador, quedarás sin cobertura médica para recuperarte.

4- Considerando que el empleador no tiene una obligación formal contigo como trabajador, tampoco tiene necesidad de darte los avisos necesarios ni tendrás considerado ningún derecho si te echan del trabajo. Tus empleadores pueden despedirte intempestivamente sin temer ser sujetos a ninguna acción legal en su contra, ni tener que cuidarse de respetar las regulaciones federales y estatales que amparan al trabajador en cuanto a seguro de desempleo, indemnización, notificación anticipada y explicativa de los motivos del despido, leyes anti-discriminación y ley de represalias contra el empleado. Asimismo, como no existe registro oficial de salarios, el trabajador no podrá hacer los pedidos de seguro de desempleo al estado para cubrirse financieramente hasta encontrar otro empleo.

5- No podrás gozar de los beneficios del Seguro Social: siendo migrante indocumentado, igualmente no podrías tener derecho de acceso a ellos. Pero si eres residente o inmigrante con los permisos adecuados de trabajo, estarás perdiendo acceso a beneficios de retiro, incapacidad, o ingreso por viudez.