Cuáles son las leyes que protegen a los inmigrantes de ser discriminados en el trabajo en Estados Unidos

El hecho de permanecer como indocumentado en Estados Unidos ya de por sí es un tema complicado, como para agudizar las cosas con la segregación, la marginación y la exclusión.

Reclutamiento.
Reclutamiento.
Foto: Pexels

La discriminación es un mal que no se ha logrado erradicar en pleno siglo XXI. A diario se sabe o se puede escuchar de casos donde el empleador maltrata o le da un trato desigual e injusto a una persona o a un grupo en comparación con el resto de empleados de la misma compañía.

Siendo realistas, es ésta una de las situaciones a las que se enfrentan constantemente los inmigrantes, una crudeza que es reflejada hasta por la televisión y el cine.

El hecho de permanecer como indocumentado en Estados Unidos ya de por sí es un tema complicado, como para agudizar las cosas con la segregación, la marginación y la exclusión.

Para proteger a las personas vulnerables en este sentido, existen leyes antidiscriminatorias que prohíben conductas como el acoso o el trato preferencial hacia una persona por su edad, sexo, religión u orígenes en su lugar de trabajo.

La legislación que se encarga de cuidar esto es la que está bajo el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964, la cual refiere que es ilegal discriminar a personas a la hora de hacer una contratación, en el momento de un despido y en lo referente a cualquier otra situación que tenga que ver con la situación laboral.

Aunado a esto, hay leyes que se enfocan específicamente en los casos de personas inmigrantes que viven como indocumentadas, una de ellas es la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA, por sus siglas en inglés), que principalmente protege a los inmigrantes contra la discriminación por su origen nacional, es decir, que reciba malos tratos por su país de nacimiento.

Ésta comprende varios apartados, según el sitio Legal Match.

1.- Por el estatus migratorio: En pocas palabras se establece que no se puede impedir una contratación, efectuar un despido o reclutar a una persona por su estatus migratorio. Esta ley se aplica para los contratistas que tienen por lo menos cuatro empleados

2.- Por país de nacimiento: No se puede discriminar a las personas por su lugar de nacimiento, ni por su ascendencia, ni por la forma en la que hablen el idioma local, ni por parecer un extranjero. Esto aplica para patrones que tengan entre 3 y 15 empleados.

3.- Maltrato por ser ilegal: Además, los empleadores no pueden pedirles documentos extras a los que las normas establecen solo por el hecho de ser indocumentados.

4.- Por el efecto de las represalias: Es otro caso que la ley protege en el caso de la legislación antidiscriminación. Entre las represalias se destaca, por ejemplo, despidos injustificados o penalizaciones que surjan a raíz de alguna queja presentada por algún empleado.

5.- Por raza o color: Se refiere a que una persona es señalada por su color de piel o de cabello, así como por su raza. Esta incluye también a aquéllos que estén casados con personas que sean referenciadas por su raza o color, así como aquéllos que estén relacionados también a grupos que sean excluidos por esto.

En caso de que hayas sido víctima de cualquiera de estos casos, puedes presentar una reclamación, como prueba se puede presentar un relato sobre el incidente, incluyendo fechas exactas, nombres y forma de contacto.

Incluso puedes asesorarte con algún abogado, quien podrá representarte ante la Corte en el caso de que se presente alguna demanda.

La queja puede presentarse ante la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC, por sus siglas en inglés).

Las quejas pueden presentarse por correo postal, teléfono, email o en persona.

Si necesitas ponerte en contacto con la EEOC, su número es 1-800-669-6820 (sin costo).

***

También te puede interesar:

-¿Para qué beneficios federales son elegibles los inmigrantes indocumentados?

-¿Mi cheque de estímulo podría parar en manos de alguien más?