Cuáles son los principios financieros que han llevado a los millonarios a generar su riqueza

No se necesita acumular grandes cantidades de dinero o llegar a la lista de las personas más acaudaladas de la revista Forbes para emprender conceptos básicos que otorgan una estabilidad económica

Cuáles son los principios financieros que han llevado a los millonarios a generar su riqueza
El estilo de vida frugal es un punto en común para alcanzar objetivos financieros.
Foto: Gerd Altmann / Pixabay

Si bien ocupar un lugar en la lista de Forbes entre las personas más ricas del mundo es una distinción prácticamente imposible de alcanzar, los principios financieros que han catapultado a estos personajes a la bonanza pueden ser aplicables para buena parte de la gente en la búsqueda de una estabilidad económica que le permita transitar de mejor manera a las necesidades de la vida diaria.

“No ahorres lo que queda después de gastar, sino gasta lo que queda después de ahorrar”, es una de las máximas de las finanzas personales que se le adjudican al afamado empresario e inversionista Warren Buffett, quien privilegia a la capacidad para reservar una parte de los ingresos a través de reglas y objetivos claros para avanzar en la acumulación de dinero.

Este 2021, el libro “El Millonario de la Puerta de al Lado”, escrito por Thomas Stanley y William Danko cumple 25 años desde su primera edición en 1996, y a pesar de que ya pasó un cuarto de siglo desde su publicación, se mantiene como un referente de las finanzas personales con sus eventuales actualizaciones al compartir los hábitos de las personas en los Estados Unidos que generaron riqueza iniciando desde abajo, pero que se pueden aterrizar a distintas circunstancias como una forma de comenzar un crecimiento financiero, por lo que destacan los siguientes puntos:

Te puede interesar: Cuáles son los gastos ocultos a considerar al cambiarte de casa

1.- Trabajo

La creencia generalizada respecto a que los ricos heredaron sus fortunas no resulta cierta y en la mayoría de los casos ha venido acompañada de un trabajo contínuo, por lo que en principio de cuentas no fueron los ingresos el detonante su crecimiento, sino su disciplina para establecer metas de ahorro y la congruencia con sus hábitos de consumo.

2.- Objetivos

Una vez partiendo de la premisa de que no habrá atajos y de que el trabajo es el vehículo para generar recursos, el siguiente paso es saber el rumbo que tomará ese esfuerzo y las metas alcanzables que deben fijarse para encauzarlos. Si bien en este punto es donde las grandes ideas y fortunas se conciben diferenciándose de las demás, el simple hecho de contar con objetivos reales es un avance importante en la búsqueda de la estabilidad.

3.- Austeridad

De acuerdo a la publicación, muchas de las deudas que contraen la mayoría de las personas se generan a partir de una necesidad de adaptación y estatus, lo cual es uno de los principales errores que se cometen al momento de manejar la economía personal, por lo que el concepto de vivir en la frugalidad por debajo de las posibilidades al menos hasta que no se alcancen ciertos objetivos, es primordial al momento de acumular recursos.

4.- Disciplina

Tener un plan, trabajar para ello y no gastar más de lo necesario son los principios teóricos básicos en la acumulación de dinero; sin embargo, estos no se logran sin una labor de disciplina que los acompañe, especialmente la forma en la que generan un presupuesto para solventar sus requerimientos y no salirse de él, especialmente cambiando injustificadamente hábitos de consumo, lo que al final hace del ahorro un hábito.