Cuáles son los puntos que propone la CFPB para evitar ejecuciones masivas ante la falta de pago en las hipotecas

La Oficina de Protección Financiera del Consumidor advierte los riesgos que puede ocasionar el incumplimiento hipotecario y sus ejecuciones masivas una vez que las indulgencias expiren en septiembre

Cuáles son los puntos que propone la CFPB para evitar ejecuciones masivas ante la falta de pago en las hipotecas
Alrededor de 3 millones de personas se han retrasado en el pago de su hipoteca.
Foto: Nattanan Kanchanaprat / Pixabay

A pesar de los programas de apoyo para combatir los estragos económicos derivados de la pandemia por COVID-19, alrededor de 3 millones de propietarios en los Estados Unidos se mantienen con un retraso en el pago de sus hipotecas, una vez que no se prevén beneficios masivos adicionales después de septiembre, por lo que la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB por sus siglas en inglés) trabaja en una serie de propuestas a las normas con el objetivo de prevenir la mayor cantidad de ejecuciones hipotecarias posibles.

La apuesta económica del presidente Joe Biden va encaminada hacia su reactivación en la medida en la que la mayor parte de la población se reintegre en un entorno más seguro generado por la vacunación masiva contra el COVID-19, por lo que la posibilidad de otra ronda de apoyos directos que incluya un eventual cuarto cheque de estímulo y más beneficios aún es incierta al menos en los mismos términos de elegibilidad e incluso los indicadores apuntan hacia que los recursos inyectados por el gobierno para el crecimiento de la economía lleguen por otros medios.

De acuerdo a la CFPB, dichas iniciativas están encaminadas a que tanto los administradores como los prestatarios cuenten con las herramientas y el tiempo suficiente para trabajar de la mano en la búsqueda de un arreglo que resulte lo mejor para ambas partes en el entendido de que la oleada en la falta de pagos que se pudiera presentar en el otoño implicaría una situación crítica para el sector inmobiliario, por lo que propone tres puntos a modificar:

Te puede interesar: Cuáles son las iglesias que otorgan apoyos para pagar la renta

1.- Prórroga

La propuesta contempla que todos los prestatarios que se encuentran en una situación de retraso cuenten con una posibilidad de encontrar un arreglo para retomar su deuda sin el riesgo de la ejecución hipotecaria, por lo que los administradores no podrían iniciar dicho proceso hasta después del 31 de diciembre de 2021.

2.- Alternativas a los administradores

La CFPB propone que los administradores puedan realizar ciertas modificaciones a las condiciones planteadas a los prestatarios con el objetivo de que exista una mayor flexibilidad que permita un pago asequible sin burocracia y papeleo de por medio, siempre y cuando las adecuaciones no impliquen una mayor cuota mensual y sí por el contrario, dejen la puerta abierta a que los plazos se amplíen a no más de 40 años.

3.- Información a los prestatarios

Ante el vacío informativo que en muchas ocasiones suele acompañar este tipo de acuerdos, bajo esta iniciativa los prestatarios podrán estar al tanto de sus opciones y alternativas de pago en todo momento, por lo que los administradores deberán asegurarse de brindar la información oportuna en ese sentido y no reservarla en perjuicio de sus clientes.

Según cifras del organismo, el número de propietarios de viviendas que incurrieron en retrasos en los pagos de su hipoteca se duplicó respecto a las cifras que se tenían previo a la pandemia alcanzando alrededor del 6% (muchos de ellos con más de un año sin poder pagar), con el mayor número de propietarios en condición de incumplimiento desde el 2010 a consecuencia de la llamada burbuja inmobiliaria que sacudió la economía estadounidense.