Cuánto vale la pena utilizar un sistema de pago diferido en cuotas

Este método ha emergido como una alternativa para adquirir productos sin intereses

Cuánto vale la pena utilizar un sistema de pago diferido en cuotas
La herramienta Afterpay se ha destacado como la alternativa más usada en este sector.
Foto: Andrea Piacquadio / Pexels

En los últimos años se ha incrementado la popularidad de los sistemas de pago diferido, en particular entre el segmento poblacional de los adultos jóvenes, también conocido como millennials, quienes han sido más susceptibles a cambiar sus hábitos de consumo más acorde gastar su propio dinero en lugar de enfrentar las consecuencias de los préstamos y las tasas de interés por el uso de las tarjetas de crédito.

En términos generales, estos productos financieros funcionan a través de dividir los pagos de una compra en plazos iguales sin intereses pero en un periodo mucho más corto que una promoción en tarjeta de crédito, por lo general entre mes y medio o dos meses, equivalente a cuatro cuotas bisemanales en artículos de no muy alto costo y cuyas compañías afiliadas en su mayoría ofrecen el servicio en compras en línea.

La generación de millennials comenzó a gastar el dinero de manera diferente a cualquier generación anterior debido a ese momento que definió su vida (la crisis económica de 2009) al tiempo que se convertían en adultos, lo cual significó que prefirió gastar su propio dinero porque no quería comprometerse con créditos y préstamos con intereses”, explicó Nick Molnar, cofundador de la plataforma Afterpay, empresa creada en 2017 y líder en este segmento.

Te puede interesar:

·Amazon Day ya tendría fecha para el 2020

Sin embargo, este tipo de métodos de pago también pueden enfrentar una serie de riesgos si no se cuenta con el conocimiento y la disciplina suficientes para asumir las cuotas en el plazo acordado, creando una falsa sensación de holgura económica e invitando a comprar más cosas de las que en verdad se puedan pagar.

“El mantra de comprar ahora, pagar después es intrigante ya que los pagos más pequeños son aparentemente más asequibles, pero esta herramienta puede meter a muchos compradores en problemas”, compartió la especialista en finanzas personales Andrea Woroch, en entrevista para el portal Business Insider. “Aquellos que no manejan el número de compras que hacen usando estos métodos es probable que calculen mal su presupuesto y lo que realmente pueden pagar”, agregó.

El emerger como otra alternativa de pago flexible es la mayor de las ventajas para estas herramientas, no obstante, no se presentan como un elemento disruptivo que al menos de momento marque una tendencia hacia una nueva forma de adquirir los artículos debido a las limitaciones que todavía presenta