De increíble y cruel califica Bernie Sanders actuación de Trump frente al coronavirus

Sanders ha sido uno de los principales impulsores de un segundo cheque de estímulo de al menos $1,200 dólares para los estadounidenses más necesitados

El veterano Sanders arremetió contra el presidente Trump.
El veterano Sanders arremetió contra el presidente Trump.
Foto: Scott Eisen / Getty Images

El veterano senador independiente Bernie Sanders dijo el domingo que la respuesta del presidente Trump al proyecto de estimulo económico para enfrentar al COVID-19 ha sido “increíblemente cruel”, de acuerdo con una nota del portal de noticias The Hill.

En el programa This Week, de la cadena ABC, el presentador Jonathan Karl señaló que el presidente ha amenazado con vetar el proyecto al pedir un segundo cheque de estímulo de $ 2,000 dólares, algo a lo que los legisladores republicanos se oponen firmemente.

“Lo que está haciendo el presidente en este momento es increíblemente cruel”, respondió Sanders. “Millones de personas están perdiendo sus beneficios de desempleo extendidos. Van a ser desalojados de sus apartamentos porque la moratoria de desalojos está terminando. Estamos buscando una forma de distribuir la vacuna a decenas de millones de personas. Hay dinero en ese proyecto”.

Sanders dijo: “considerando la terrible crisis económica que enfrenta este país, el proyecto de ley actual debe aprobarse de inmediato, después de lo cual se debe aprobar rápidamente otro proyecto de ley por los cheques de estímulo de $ 2,000 dólares”.

El presentador de ABC News le preguntó a Sanders si había habido una comunicación proveniente de la Casa Blanca que indicara la posición de Trump antes de pedir cheques de estímulo más grandes.

“No. Todos asumieron, todos, que Mnuchin representaba a la Casa Blanca”, respondió Sanders, refiriéndose al secretario del Tesoro, Steven Mnuchin. “Hablé con Mnuchin hace un par de semanas y esa era la suposición que todos tenían”.

Sanders ha sido uno de los principales impulsores de un segundo cheque de estímulo de al menos $1,200 dólares para los estadounidenses más necesitados.