Otrora oponentes, Bernie Sanders y Josh Hawley trabajan juntos para lograr un segundo cheque estímulo: qué se proponen

El veterano senador independiente y el joven republicano, que podría buscar la nominación presidencial en 2024, siempre han caminado por senderos políticos opuestos

Pareja dispareja: Bernie Sanders y Josh Hawley.
Pareja dispareja: Bernie Sanders y Josh Hawley.
Foto: Scott Olson / Kevin Dietsch / Getty Images

La presión por llevarle ayuda a los estadounidenses de cara al fin de año ha producido en el Senado alianzas difíciles de ver en otras circunstancias. Los senadores Bernie Sanders (I) y Josh Hawley (R) se han convertido en la última pareja extraña del Congreso. Ambos presionan para legislar acerca de un segundo cheque de estímulo.

El senador independientes por Vermont y el republicano de Missouri se están convirtiendo en un dolor de cabeza para el liderazgo del Senado al amenazar con retrasar el gigantesco proyecto de ley de financiación del gobierno, que podría mantener a sus colegas en Washington hasta la Navidad, publicó este martes The Hill.

Los dos quieren que en el nuevo paquete de estímulo económico sea similar a la Ley CARES de marzo, que otorgó un cheque de $1,200 dólares a los estadounidenses que ganan hasta $75,000 dólares por año.

Sanders y Hawley unieron formalmente a sus esfuerzos después de que el republicano salió en la televisión a fines de la semana pasada para anunciar que presentaría un proyecto de ley para proporcionar un segundo cheque de estímulo a millones de estadounidenses.

“El senador Sanders nos advirtió que había visto mi anuncio ”, dijo Hawley a The Hill. “Nos advirtió que quería intentar adjuntar algo a la resolución continua. Cuando me preguntaron si eso era algo a lo que estaría dispuesto, dije que sí”.

Cuando se le preguntó sobre su extraña relación con Hawley, Sanders se rió antes de responder: “Como dije, trabajaré con cualquiera… Es un absoluto misterio para mí por qué esto no está en una propuesta bipartidista”.

Senderos opuestos

Sanders, de 79 años, se describe a sí mismo como un socialista democrático que se ha postulado dos veces sin éxito para la candidatura del Partido Demócrata a la Casa Blanca y ha estado en Washington desde 1991.

Hawley, de 40 años, tuvo un ascenso meteórico para unirse al Senado en 2019 y es un posible contendiente presidencial en 2024, mientras se posiciona como un populista conservador.

Antes de su esfuerzo actual, nunca habían firmado un proyecto de ley propuesto por el otro. Según el seguimiento de Congress.gov, Hawley vota a favor de las legislaciones respaldadas por el presidente Trump más del 85 por ciento de las veces; de acuerdo con FiveThirtyEight, Sanders lo hace solo el 15 por ciento de las veces.

Pero el impulso al segundo cheque de estímulo está por encima de sus creencias y estilos políticos divergentes.

Cuando se le preguntó sobre sus opiniones políticas divergentes, Sanders contestó: “Puede ser que tengamos desacuerdos, pero sea lo que sea, ese paquete tiene que salir”.

Hawley dijo el jueves por la mañana que iba a presentar su propio proyecto de ley, pero solo unas horas después, él y Sanders estaban formando equipo en el Senado.

Ambos habían fijado sus propias posturas antes de unir fuerzas sobre la necesidad de un segundo cheque de estímulo en cualquier acuerdo de fin de año. Hablaron por primera vez durante una llamada del 5 de diciembre, un día después de que sus equipos se reunieran. Las conversaciones han continuado durante los últimos nueve días, pero parecen enfrentarse a una subida cuesta arriba.

Cuando se le preguntó si la pareja podría representar un problema para los esfuerzos por aprobar un acuerdo de financiación del gobierno esta semana, el senador John Cornyn (republicano por Texas), asesor de McConnell, respondió: “Eso es cierto”.

El veterano y carismático Sanders ha llamado a los líderes demócratas a rechazar cualquier acuerdo que no incluya un segundo cheque de estímulo.