Demócratas de la Cámara presentan su propio plan de infraestructura que contiene partes del American Jobs Plan de Biden

La propuesta costaría $547,000 millones dólares, la cuarta parte del plan de la administración Biden y casi la mitad de la contrapropuesta republicana

Peter DeFazio, presidente del Comité de Infraestructura y Transporte de la Cámara de Representantes.
Peter DeFazio, presidente del Comité de Infraestructura y Transporte de la Cámara de Representantes.
Foto: TIM SLOAN / Getty Images

Mientras las negociaciones entre el presidente Biden y los republicanos están en punto muerto, los demócratas de la Cámara de Representantes presentaron su propio proyecto de ley de infraestructura el viernes, que contiene partes del Plan de Empleo Estadounidense.

La propuesta anunciada por el presidente del Comité de Infraestructura y Transporte de la Cámara de Representantes, Peter DeFazio, costaría $547,000 millones dólares. La legislación será revisada por el comité la próxima semana.

El proyecto de ley, llamado INVEST in America Act, dedicaría $343,000 millones de dólares a carreteras, puentes y seguridad; $109,000 millones para sistemas de transporte público y $95,000 millones para el transporte ferroviario de pasajeros y carga. DeFazio calificó la legislación como una “oportunidad única en una generación para olvidarnos de nuestra planificación del transporte de la década de 1950 y avanzar hacia nuestro futuro de energía limpia”.

La legislación no incluye ningún medio para pagarlo, ya que no es parte de la jurisdicción del comité. Los comités que redactan las medidas de financiamiento del Congreso, Medios y Arbitrios de la Cámara y Finanzas del Senado, aún no han propuesto formas de financiar los proyectos de ley de infraestructura.

La financiación de un paquete de infraestructura es el mayor obstáculo en las negociaciones. El Comité de Obras Públicas y Medio Ambiente del Senado aprobó por unanimidad un proyecto de ley de transporte terrestre similar la semana pasada, también sin financiamiento. Ese proyecto de ley establecería un nuevo nivel de financiación de referencia en $303,500 millones para los programas del Departamento de Transporte para carreteras, caminos y puentes.

Mientras tanto, Biden conversó dos veces esta semana con la senadora republicana Shelley Moore Capito sobre el paquete de infraestructura, pero no llegaron a un acuerdo. Según una portavoz de la oficina de Capito, la legisladora y el presidente “discutieron el marco de infraestructura republicano y la propuesta de la administración Biden” y acordaron volver a hablar el lunes.

El nuevo proyecto de ley presentado por DeFazio indica que los demócratas están dispuestos a avanzar sin el apoyo republicano si es necesario.

Los demócratas del Senado ya están sentando las bases para aprobar el paquete de infraestructura más grande en el Congreso utilizando la reconciliación presupuestaria, un proceso que permitiría que la medida se apruebe sin ningún voto republicano. El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, indicó la semana pasada que el Senado avanzaría con la legislación de infraestructura en julio, independientemente de si los republicanos y los demócratas pueden llegar a un acuerdo.