¿Qué es la reconciliación presupuestaría y por qué es importante para la aprobación del tercer cheque estímulo?

Los demócratas tienen en las manos una herramienta para sacar adelante la propuesta del presidente Biden

¿Qué es la reconciliación presupuestaría y por qué es importante para la aprobación del tercer cheque estímulo?
El Senado deberá decidir si se aprueba la propuesta de estímulo presentada por el presidente Biden.
Foto: Greg Nash / Getty Images

Desde que el presidente Joe Biden presentó su plan de estímulo de $1.9 trillones de dólares para enfrentar al coronavirus y en el que se incluye un tercer cheque de estímulo de $1,400 dólares para millones de estadounidenses, se han escuchado repetidamente los términos “reconciliación presupuestaria” o “reconciliación legislativa” para que el Senado apruebe ese paquete.

A continuación te presentamos una breve explicación de cómo esa opción ayudaría a los demócratas a sacar adelante la propuesta de ayuda de Biden.

La reconciliación es una herramienta que facilita la aprobación de alguna legislación en el Senado. A diferencia de una votación normal, donde se requieren 60 votos para su aprobación, un proyecto de ley de reconciliación solo necesita la mayoría simple en el Senado. Es un proceso rápido para la consideración de proyectos de ley para implementar las opciones de política incorporadas en la resolución presupuestaria del Congreso.

El procedimiento de reconciliación también existe en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos , pero la reconciliación ha tenido un impacto menos significativo en ese órgano legislativo. El proceso de reconciliación fue creado por la Ley de Presupuesto del Congreso de 1974 y se utilizó por primera vez en 1980.

Este proceso comienza con la resolución del presupuesto del Congreso. El presupuesto no se puede estancar en el Senado por obstruccionismo y no necesita la firma del presidente.

Si el presupuesto requiere una reconciliación, le indica a ciertos comités que cambien los gastos, los ingresos o los déficits en cantidades específicas. Cada comité redacta un proyecto de ley para lograr su objetivo y si se le pide a más de un comité que actúe, el Comité de Presupuesto reúne los proyectos de ley en un gran proyecto de ley.

Ese proyecto de ley tiene un estatus especial en el Senado. Al igual que el presupuesto, no se puede obstruir y solo necesita una mayoría simple para aprobarse. Otras reglas especiales, diseñadas para proteger los derechos del partido minoritario, se aplican a los proyectos de ley de reconciliación. Solo se pueden incluir políticas que modifiquen los gastos o los ingresos. El tiempo de debate del Senado es limitado y solo se pueden ofrecer ciertos tipos de enmiendas. Por ejemplo, el programa de Seguro Social no se puede cambiar en una reconciliación.

En su resolución presupuestaria anual, el Congreso fija el gasto total, los ingresos, el superávit o déficit y la deuda pública. El presupuesto también puede incluir instrucciones de conciliación. Estas instrucciones dirigen a uno o más comités a recomendar cambios a la ley existente para lograr cambios específicos en el gasto, los ingresos, el déficit y / o el límite de deuda. Los comités instruidos pueden cumplir con sus objetivos realizando cambios en cualquiera de los programas bajo su jurisdicción.

En el Senado, el proyecto de ley de reconciliación resultante que incorpora esas propuestas se considera bajo procedimientos acelerados que limitan el debate y las enmiendas. Al igual que la resolución presupuestaria, un proyecto de ley de reconciliación no puede ser obstruido en el Senado y, por lo tanto, solo necesita una mayoría simple para pasar a una votación final. Sin embargo, existen limitaciones sobre la sustancia de lo que puede incluirse en un proyecto de ley de reconciliación, aunque una mayoría de 60 votos en el Senado puede anular cualquier objeción.