Economista del Banco Mundial asegura que el mundo está ingresando en una ‘economía de guerra’

Carmen Reinhardt dijo que durante los conflictos armados los gobiernos buscan recursos como pueden, como sucede en la actualidad

Economista del Banco Mundial asegura que el mundo está ingresando en una ‘economía de guerra’
Foto: Karolina Grabowska / Pexels

La economista jefe del Banco Mundial, Carmen Reinhart, dijo el jueves que la pandemia de coronavirus se ha transformado en una gran crisis económica y comparó la situación actual con una guerra, donde los gobiernos buscan a toda costa recursos para sobrevivir.

“Esto es una guerra”, dijo sobre los bancos centrales que intentan mantener bajos los rendimientos comprando bonos. “Durante las guerras, los gobiernos financian sus gastos de guerra como pueden y ahora mismo hay necesidades urgentes”.

Reinhart dijo que “cuanto más prolongada sea sea la pandemia, más se prolongará la incertidumbre y mayor será el daño a la economía mundial”.

“Esto no comenzó como una crisis financiera, pero se está transformando en una gran crisis económica, con consecuencias financieras muy graves”, dijo en una entrevista a Bloomberg citada por Fox Business. “Hay un largo camino por recorrer”.

Antes de llegar al Banco Mundial en junio, Reinhart era más conocida por su libro “Esta vez es diferente: ocho siglos de locura financiera”, coescrito con Kenneth Rogoff, un ex colega de Harvard durante la crisis de 2008.

El Banco Mundial había pedido una prórroga de un año para el alivio de la deuda para los países más pobres del mundo en medio de la pandemia; los países más ricos acordaron prorrogarlo por lo menos seis meses.

Casi el 60% de la deuda de las naciones más pobres este año se le debe a China, de acuerdo con Bloomberg. El medio especializado aseguró que aproximadamente la mitad de los países más pobres se encuentran en un “sobreendeudamiento” o se acercan a él.

Agregó que las “vulnerabilidades” de los países de bajos ingresos y los mercados emergentes son mucho mayores que las de las economías avanzadas, y aunque los mercados emergentes resultaron ser el “punto brillante” de la crisis de 2008, “eso no está sucediendo ahora. Esta es verdaderamente una crisis global “.

Reinhart dijo que utilizó el término “crisis más tranquila” porque los bancos han otorgado extensiones a las empresas y hogares en los pagos de préstamos. “Cuando baje la tempestad, algunos de esos préstamos no serán reembolsados” y eso tendría grandes consecuencias para los balances bancarios.

La participación de China en el PIB mundial aumentará durante la crisis, pero no dos dígitos como durante la crisis de 2008, agregó. Reinhardt agregó que China está participando en el alivio de la deuda, pero “de forma limitada: la participación plena es algo por lo que deberíamos esforzarnos, pero que hasta ahora no hemos visto”.