El Director general de Walmart advierte sobre la necesidad de un tercer cheque de estímulo

Doug McMillon alertó sobre la baja en el poder adquisitivo de los consumidores estadounidenses basado en los patrones de compra en los supermercados a casi un año de la entrega del primer paquete de apoyo para el COVID-19

El Director general de Walmart advierte sobre la necesidad de un tercer cheque de estímulo
Los clientes de Walmart han cambiado sus hábitos de compra hacia productos de la canasta básica.
Foto: Scott Olson / Getty Images

El director general de Walmart Doug McMillon hizo un llamado a las autoridades de los Estados Unidos para que tan pronto como sea posible, se pueda disponer de los fondos necesarios para entregar un tercer cheque de estímulo a los contribuyentes que más lo necesitan, luego de que la crisis económica derivada del coronavirus sigue impactando el poder adquisitivo de la población en el país a pesar de los avances que se han obtenido en el proceso contención de la enfermedad mientras la aplicación de la vacuna avanza.

De acuerdo a McMillon, los patrones de compra de los clientes de Walmart arrojan un indicador que no se puede pasar por alto, y es que el directivo de la empresa minorista líder en el mundo dio a conocer que los consumidores han ido cambiando al momento de adquirir los productos en la tienda durante la pandemia, lo cual es un pulso tangible y en tiempo real de lo que la población está necesitando.

Te puede interesar:

·10 preguntas sobre cómo aplica Walmart la vacuna contra el COVID-19

“Podemos ver en el comportamiento de nuestros clientes que algunos de ellos, al recibir este último estímulo, lo gastan más en productos básicos, en marcas propias, tamaños de envases más pequeños, cosas así, a diferencia de algunos de los dólares de estímulo que salieron a principios del año pasado y que se gastaron más como si fueran cheques de devoluciones de impuestos, cuando la gente compraba televisores y cosas para entretenerse en casa“, explicó McMillon durante una entrevista con Courtney Reagan para CNBC. “Ahora hay un cambio y creemos que refleja el hecho de que los clientes necesitan algo de ayuda”, agregó.

En la primera etapa el gasto se concentró en alimentos y artículos de limpieza para después trasladarse en otro tipo de productos como bicicletas, rompecabezas o tintes para el cabello mientras el confinamiento se extendía; sin embargo, en la medida en la que las condiciones no mejoraron, la capacidad de compra se fue deteriorando, dándole prioridad a las compras de primera necesidad después del segundo cheque de estímulo.

Apenas hace unos días, el CEO de Walmart visitó la Casa Blanca donde tuvo la oportunidad de charlar con el presidente Joe Biden y la secretaria del Tesoro Janet Yellen, así como con otros empresarios y representantes de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos para compartir su punto de vista sobre la crisis económica en el país.

Por lo pronto, la administración Biden ya trabaja en un proyecto de ley de ayuda contra el coronavirus que contempla un tercer cheque de estímulo por $1,400 dólares por persona y otro tanto por hijo a cargo para ayudar a las familias más vulnerables a sobrellevar los estragos causados por la pandemia en la medida de que el país inicie su recuperación en el tema de salud.

Desde el pasado 12 de febrero, Walmart trabaja de la mando del gobierno federal en la aplicación de las vacunas con base en el Programa Nacional de Farmacias, el cual permite a la cadena de tiendas de autoservicio incorporarse al proceso de inoculación a través de un sistema de citas.