¿El final de Black Friday? Cómo se rearmará el esquema de temporada de descuentos para los retailers

Los riesgos de contagio por COVID-19 y las compras en línea representan los mayores desafíos

¿El final de Black Friday? Cómo se rearmará el esquema de temporada de descuentos para los retailers
Escenas con los tumultos del Black Friday en las tiendas podrían quedar en el pasado.
Foto: Kena Betancur / Getty Images

En el que quizá es el día más espectacular en cuanto a las promociones de venta por parte de las tiendas en el mundo, el legendario Black Friday de los Estados Unidos podría experimentar un cambio radical y permanente a raíz de la pandemia por COVID-19, obligando a los minoristas a diseñar nuevas estrategias para continuar con la tradición de ser considerada la jornada más barata de todo el año.

Largas filas esperando por horas la apertura de las tiendas para adquirir desbordadamente sus productos favoritos a precios que difícilmente podrán encontrar en algún otro momento podrían ser escenas que solo quedarán en los registros de la memoria histórica para dar paso a otras formas que de igual forma logren enganchar a los consumidores.

La alerta sanitaria que conlleva una convocatoria masiva de este tipo en todo el país sin poder garantizar que no habrá un riesgo mayor de contagio, hace que el Black Friday del 2020 no se desarrolle como lo conocemos, lo que además implicará un desafío financiero ante la crisis económica que ya se vive en el país.

Te recomendamos:

·Home Depot ofrecerá descuentos del ‘Black Friday’ durante noviembre y diciembre

“Cuando miras las tiendas, diría que las multitudes son una gran preocupación para nosotros”, reconoció en entrevista para CNN Jeff Gennette, CEO de Macy ‘s, tienda que está considerando adelantar sus promociones en torno al Black Friday después de Halloween.

Pero no solo es el tema de la salud, en los años recientes se ha marcado una tendencia hacia las compras en línea, opción que cada vez gana más terreno entre el público y que el año pasado alcanzó su máximo histórico con un gasto de $600 mil millones de dólares, lo que representó alrededor de un 40% de las ventas totales del Black Friday, fenómeno que se suma a que las tiendas han extendido sus ofertas por más días en lugar de solo concentrarlas al viernes después de Acción de Gracias.

“El Black Friday definitivamente se ha convertido más en un asunto digital en los últimos cinco años”, explicó Neil Saunders, analista de ventas al por menor y director general de GlobalData Retail. “Pero el punto focal es que ya no es ese único día, es un evento que se extiende por más tiempo”, concluyó.