El miedo, uno de los factores por el que te salen más caros los boletos de avión

Hay personas que no compran sus boletos de avión pensando que después lo encontrarán más baratos; otros compran porque temen no encontrar un mejor precio. Ambos podrían estar equivocados

Pensar que encontrarás un precio mejor, puede llevarte a perder tu vuelo... o comprar uno muy caro.
Pensar que encontrarás un precio mejor, puede llevarte a perder tu vuelo... o comprar uno muy caro.
Foto: Jan Vasek / Pixabay

Salir de viaje, sin importar si es por el trabajo o de placer, y comprar un boleto de avión, puede generar una ansiedad indescriptible tratando de encontrar aquel de mejor precio. En varios portales, hay consejos que te invitan a realizar tu compra en un horario en específico o ejecutando una diversidad de acciones para encontrar una gran oferta. Pero eso más allá de ayudar aportar a la tranquilidad, suele aumentar el estrés de la situación. Y el problema es que el miedo de no conseguir el mejor costo para tu bolsillo, puede generar que esos tickets te salgan incluso más caros.

Los precios en los boletos de avión tienen una característica única: son tan volátiles como el viaje que pretendes realizar en las nubes. No hay ninguna manera de determinar ni predecir cuándo es mejor comprar alguno ni en cuánto te saldrá. Sí, hay factores como las temporadas vacacionales que nos pueden brindar una perspectiva cercana a que el costo será elevado, pero aún en esos momentos o en “temporada baja” podrías encontrar un precio disímil por los mismos asientos.

Scott Keyes, fundador y director ejecutivo de Scott’s Cheap Flights, un boletín con sede en Portland, Oregón, que envía ofertas diarias de pasajes aéreos a más de 2 millones de suscriptores, charló con CNBC y compartió algunos consejos, sobre todo, encaminados a controlar el miedo por perderte un buen precio, cuando ése mismo sentimiento es el que provoca que compres uno más caro.

“Nadie se propone reservar vuelos caros”, asegura Keyes. “Terminamos reservando vuelos caros”.

No son pocos los casos en los que puedes encontrar un vuelo de ida y vuelta por $500 dólares, cuando para al día siguiente puedes encontrar los mismos asientos en $250 dólares. Pero si no los comprases por temor a perderte esta oferta, te tenemos una mala noticia, al no hacerlo también podrías haberlos encontrado a $750 dólares. El miedo es el que jugó un papel importante a la hora de adquirir tus boletos.

Según Keyes, una de las peores cosas que puede hacer mientras busca un pasaje aéreo es esperar hasta el último minuto para comprar tus asientos, con la esperanza de que los precios bajen.

“Esperar hasta el último minuto, con la esperanza de que haya una venta, no va a hacer nada para que los vuelos sean más baratos”, menciona Keyes. “No tiene ninguna relación real con la realidad de que los vuelos se volverán casi con certeza más caros en ese tiempo y, como resultado, es posible que termines pagando de más”.

Cuando tienes tiempo, es posible que exista esperanza de encontrar un vuelo barato; pero conforme se acerca la fecha de salida, aferrarte a esa posibilidad sería una necedad. Según Keyes, la era de encontrar vuelos baratos de última hora ya quedó en el pasado, hoy en día sólo es una forma de gastar más dinero.

Para este experto en viajes, hay un lapso en el que es posible encontrar “oro” en los precios: entre uno y tres meses antes a la fecha de tu viaje local; entre dos y ocho meses para vuelos internacionales.

Así como es un error pensar en el futuro, creyendo que encontrarás un precio mejor en los próximos días, también pensar en el pasado lo es. Comparar el precio del último viaje que pagaste sólo fomentará el error de no encontrar el precio ideal.

A menudo, dice Keyes, las personas están dispuestas a comprar un vuelo caro si temen que el precio aumente aún más. Hay una razón psicológica para esto: según una investigación del economista nominado al Premio Nobel, Richard Thaler, las personas obtienen el doble de emoción negativa de las pérdidas que la emoción positiva de las ganancias.

En resumen, el miedo a perderte una oferta es tan mala como el miedo de creer que podrías pagar más después. Si sabes que el precio de los vuelos no depende de ti, sino de la misma compañía, para qué angustiarte. Si estás en el lapso entre los ocho y tres meses antes propuestos, es posible que estés en el lapso de encontrar un buen precio; pero en cuanto veas esa cifra, compra, debes permanecer seguro de que no habrá un mejor costo para tu viaje.

También te puede interesar:

• 5 cosas que debes considerar antes de comprar un boleto de avión
• Las aerolíneas rematan pasajes costosos de avión: éste es el momento para comprar un vuelo
• Google Flights: cómo es la herramienta en la que puedes comparar precios en vuelos