El otro impacto de la pandemia: se incrementan despidos a nivel ejecutivo

El ajuste de las corporaciones estadounidenses pone en evidencia la naturaleza frágil y desigual de la recuperación económica de la pandemia

El desempleo comienza a afectar a empleados de oficina y ejecutivos con formación universitaria.
El desempleo comienza a afectar a empleados de oficina y ejecutivos con formación universitaria.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

La crisis producida por la pandemia de coronavirus acabó este año con millones de empleos, en su mayoría de bajos ingresos, en hoteles, restaurantes, comercios minoristas, pero ahora los despidos comienzan a extenderse a puestos administrativos y ejecutivos.

En la última semana, ExxonMobil, Chevron, Charles Schwab y Raytheon han anunciado planes para eliminar miles de empleos administrativos. Eso se suma a los despidos anunciados o ya concretados en Wells Fargo, Goldman Sachs, Salesforce, Allstate y el propietario de CNN, WarnerMedia.

El ajuste de las corporaciones estadounidenses pone en evidencia la naturaleza frágil y desigual de la recuperación económica de la pandemia. Así como miles de estadounidenses despedidos en algunos sectores de la economía han regresado al trabajo, miles más han comenzado de solicitar ayuda por desempleo.

“Este es un impacto secundario de la pandemia y retrasará la recuperación a medida que veamos más despidos en diferentes industrias”, dijo Gus Faucher, economista jefe de PNC a CNN.

Si continúan los despidos para los trabajadores de oficina, las consecuencias podrían ser de gran alcance para la economía, afectando desde la compra de vivienda y hasta la falta de pago de las tarjetas de crédito.

“Este lento goteo de despidos de cuello blanco es muy impactante porque son los estadounidenses que más gastan”, dijo Danielle DiMartino Booth, directora ejecutiva y estratega en jefe de Quill Intelligence.

Algunos de estos despidos masivos tienen más que ver con adquisiciones corporativas de miles de millones de dólares que con la pandemia. Por ejemplo, Charles Schwab anunció el lunes que eliminaría unos 1.00 puestos de trabajo tras su adquisición de TD Ameritrade.

A los trabajadores administrativos les ha ido mucho mejor durante la pandemia que a los trabajadores manuales, que tienden a ser más jóvenes y con un nivel de educación menor. Muchas personas que normalmente trabajan en oficinas han podido realizar sus labores desde casa. Los trabajadores mejor pagados también tienden a ahorrar más y tener activos a los que recurrir durante los tiempos difíciles.

Muchas empresas ofrecen generosos acuerdos de separación a las personas despedidas en reestructuraciones corporativas. Los despedidos por Charles Schwab recibiran un paquete de indemnización, además del seguro médico pagado por un período de tiempo.

“Estoy realmente preocupado por el desempleo”, dijo el director ejecutivo de Discover Financial, Roger Hochschild, a Bloomberg Television en una entrevista este mes. “Siento que se está extendiendo más hacia los trabajos de cuello blanco. Muchas empresas están reaccionando al entorno y recortan puestos de empleo”.

Allstate anunció a fines de septiembre que despediría a 3,800 empleados. El gigante de los seguros culpó de los recortes de empleos, en parte, a la fuerte caída en la contratación durante la pandemia y a los reembolsos otorgados a los clientes. La pandemia resultó en “menos accidentes, por lo que se necesitan menos reclamaciones”, dijo el director ejecutivo de Allstate, Thomas Wilson, a The Wall Street Journal.

ExxonMobil anunció el jueves que eliminará 1,900 puestos de trabajo en Estados Unidos, principalmente en su sede en Houston. Una reorganización más amplia de Exxon, cuyo precio de las acciones se redujo a la mitad este año, provocará la pérdida de más de 14,000 puestos de trabajo para fines de 2022.

Raytheon reveló esta semana que despedirá a 4,000 contratistas, en su mayoría ingenieros, así como a 1,000 empleados corporativos. Eso se suma a los planes previamente anunciados de Raytheon de despedir a 15,000 empleados debido a la recesión en la industria de la aviación.

También en el gobierno

Los despidos podrían aumentar entre los trabajadores del gobierno porque la pandemia ha desencadenado una crisis presupuestaria en los estados y municipios. Y las esperanzas de un “salvavidas” se han visto frustradas por la falta de un acuerdo en Washington para un nuevo paquete de estímulos fiscales.

Al comienzo de la pandemia, algunas empresas se comprometieron a no despedir empleados. Esa promesa les dio tiempo para evaluar la situación y quizás un poco de buena publicidad. Pero, la moratoria de despidos ha terminado.

“Había una sensación inicial de que tal vez esto duraría un mes y la gente volvería a la oficina”, dijo Faucher de la PNC. “Eso obviamente no se ha confirmado y las empresas están reconociendo que esto estará con nosotros por un tiempo”.