No hubo acuerdo: la votación por el paquete de ayuda económica será después de las elecciones

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, aplazó la próxima sesión del Senado hasta el 9 de noviembre, con lo que puso fin a la posibilidad de que el presidente Trump firme una legislación esta semana

No hubo acuerdo: la votación por el paquete de ayuda económica será después de las elecciones
Mitch McConnell, líder de los republicanos en el Senado.
Foto: OLIVIER DOULIERY / Getty Images

La ayuda tendrá que esperar. El Senado volverá a sesionar hasta el 9 de noviembre, por lo que un posible acuerdo por un nuevo paquete de ayuda económica no saldrá antes de las elecciones.

Tras la votación que ratificó el nombramiento de la jueza Amy Coney Barrett a la Surema Corte, el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, aplazó la próxima sesión del Senado hasta el 9 de noviembre, con lo que puso fin a la posibilidad de que se alcance un segundo acuerdo de estímulo para enfrentar la crisis producida por el coronavirus antes del 3 de noviembre. Aunque la líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, alcancen un acuerdo esta semana, la ayuda no saldrá.

En entrevista con MSNBC la noche del lunes, Pelosi reconoció que no había acuerdo.

“Estoy viendo esto, ¡no hay ningún acuerdo!”, dijo el presentador Chris Hayes.

Pelosi respondió: “¡Eso es exactamente correcto!”.

Mnuchin y Pelosi sostendrán este martes una nueva conversación, pero aunque concilien las diferencias sobre el proyecto de ley que incluiría los $1,200 dólares por persona, la legislación no será firmada por el presidente Trump. Con el cierre del Senado, sus miembros se retirarán a sus estados en los últimos días de campaña antes de las elecciones del próximo martes.

McConnell, que tiene serias diferencias con la administración Trump, cerró un ciclo de tres meses de agitadas negociaciones para un nuevo plan de ayuda contra el coronavirus, aunque había adelantado que lo pondría en votación si se lograba un acuerdo, nunca estuvo convencido de hacerlo.

Los principales puntos de desencuentro entre los demócratas y la administración Trump fue sobre la estrategia de detección de COVID-19 y el rastreo de casos, así como los fondos para gobiernos estatales y locales.

El plan de Pelosi de $2.2 trillones de dólares incluía apoyos a pequeñas empresas y negocios, pero fue rechazado por los republicanos, con McConnell a la cabeza.