El triunfo de Biden y un gobierno dividido entre Republicanos y Demócratas en las Cámaras son un aliento a la inversión, según analistas

La perspectiva de un gobierno dividido es un buen augurio para las empresas de crédito y crecimiento

Las negociaciones en Washington serán fundamentales para que el gobierno de Biden salga adelante.
Las negociaciones en Washington serán fundamentales para que el gobierno de Biden salga adelante.
Foto: Al Drago / Getty Images

Si Estados Unidos termina con un gobierno dividido, podría aprobar un estímulo fiscal limitado, aumentos limitados en los rendimientos de los bonos y una disminución de las expectativas de inflación, mientras que los activos de riesgo recibirán un impulso, dice un estudio de BlackRock Investment Institute, citado por Bloomberg.

Algún alivio fiscal parece posible a corto plazo, pero el tamaño y el alcance serán más modestos de lo que hubieran sido con si el Partido Demócrata hubiera arrasado, escribió el equipo de BlackRock.

Joe Biden ganó la presidencia y los demócratas mantuvieron el control de la Cámara de Representantes, pero parece poco probable que tomen el control del Senado. La perspectiva de un gobierno dividido ha reducido los rendimientos y el entorno es un buen augurio para las empresas de crédito y crecimiento, según la nota.

Los acontecimientos apuntan al regreso a un entorno de mercado a corto plazo dominado por “tasas bajas, una búsqueda de acciones de rendimiento y crecimiento”, agregó.

El mercado financiero mundial tuvo una semana volátil mientras los inversores esperaban el resultado de las elecciones estadounidenses. Las acciones de tecnología y salud ayudaron al índice S&P 500 a ganar un 7.3% la semana pasada, mientras que los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años retrocedieron en unos cinco puntos básicos. El dólar se debilitó.

BlackRock Investment Institute espera que las empresas de tecnología y atención médica, así como las acciones de calidad y de gran capitalización, tengan un buen desempeño bajo una presidencia de Biden con un gobierno dividido. Los activos en los mercados emergentes pueden beneficiarse de una mejor confianza comercial, especialmente en Asia fuera de Japón, dijo.