Empleados de Google anuncian la creación de un sindicato

Los trabajadores desean tener voz no sólo en temas como salarios, prestaciones y protecciones contra la discriminación y el acoso, sino también en temas de ética corporativa

Google tiene un historial de no permitir la organización de sus trabajadores.
Google tiene un historial de no permitir la organización de sus trabajadores.
Foto: KENZO TRIBOUILLARD / Getty Images

Unos 200 empleados de Google anunciaron el lunes la creación de un sindicato, una novedad inusual en una empresa de tecnología de esa importancia. Alphabet Workers Union, en referencia a la empresa matriz de Google, se lanzará con el apoyo de Communications Workers of America (CWA).

Si bien subconjuntos más pequeños de trabajadores de Google se han sindicalizado antes, esto marca el primer esfuerzo para establecer un sindicato en toda la empresa, informó el portal de noticias The Hill.

“Esto es histórico: el primer sindicato en una importante empresa de tecnología por y para todos los trabajadores de la tecnología”, dijo Dylan Baker, un ingeniero de software de Google, en un comunicado.

La nueva organización aseguró que será “una estructura para garantizar que los trabajadores de Google puedan exigir cambios reales en la compañía”. Sus miembros afirman que desean tener voz no sólo en temas como salarios, prestaciones y protecciones contra la discriminación y el acoso, sino también en temas de ética corporativa.

Hasta ahora el sindicalismo no se arraigó entre los trabajadores de los sectores más exclusivos de la tecnología, que reciben abultados salarios y otras formas de compensación como comida gratis y transporte al trabajo.

Los trabajadores de Google tienen un historial de acción colectiva. En 2018, miles de trabajadores firmaron una petición en protesta por el Proyecto Maven, un contrato para ayudar al Departamento de Defensa a rastrear a las personas en imágenes de video capturadas por drones. Esa campaña de presión finalmente tuvo éxito, ya que se rescindió el contrato.

Ese mismo año, Google anunció que pondría fin a su práctica de arbitraje forzoso después de que 20,000 trabajadores realizaran una huelga criticando el manejo de la empresa por conducta sexual inapropiada.

En los últimos meses, la compañía también ha sido criticada por el despido de Timnit Gebru, una de las principales investigadoras de inteligencia artificial de Google y una de las pocas mujeres de color en esa área. Miles de empleados de Google firmaron una petición en protesta por su salida.

Alphabet Workers Union tiene varias tareas importantes por delante, ya que reunir el apoyo de suficientes de los 120,000 trabajadores de la empresa será abrumador. Además, es posible que Google no reconozca al sindicato de forma voluntaria dado su historial de reprimir la organización de los trabajadores.

La Junta Nacional de Relaciones Laborales usualmente confiere reconocimiento oficial a un sindicato cuando logra apoyo de por lo menos un 30% de los empleados en una localidad o sector.

Uno de los dirigentes indicó que Alphabet Workers Union por ahora no buscará reconocimiento oficial, sino que actuará de manera similar a los sindicatos de los sectores públicos en estados que no permiten a los empleados públicos forjar contratos colectivos.

La creación del Alphabet Workers Union se produce en medio de un aumento de la organización laboral en las empresas de tecnología. Los trabajadores también se han movilizado en empresas importantes como Amazon y Facebook para presionar a los gigantes tecnológicos para que se comporten de manera más ética.