En agosto se crearon 1.4 millones de empleos; desempleo baja al 8.4%

Las mejoras en el comercio minorista, la industria del ocio y la hostelería, la educación y los servicios de salud explican el repunte de la ocupación

En agosto se crearon 1.4 millones de empleos; desempleo baja al 8.4%
Trabajadores regresan a las líneas de ensamblaje de automóviles en Warren, Michigan.
Foto: JEFF KOWALSKY / Getty Images

El desempleo en Estados Unidos cayó al 8.4% por ciento en agosto gracias a la creación de 1.4 millones de puestos laborares durante ese mes.

De acuerdo con los datos entregados este viernes por el Departamento del Trabajo, la contratación temporal para el Censo 2020, así como mejoras en el comercio minorista, la industria del ocio y la hostelería, en educación y los servicios de salud explican el repunte del empleo.

La tasa de 8.4%, que bajó desde el 10.2% en julio, se ubica justo por debajo del nivel de desempleo máximo de la Gran Recesión de 2008 y 2009.

Sin embargo, la cantidad de despidos que hubo a partir de marzo fue tan grande que millones de estadounidenses aún no encuentran trabajo.

Más de 880,000 trabajadores solicitaron nuevas ayudas por desempleo en la última semana de agosto, una cifra inferior a las estimaciones de los analistas y que es además la más baja desde el inicio de la pandemia, según informó el jueves el Departamento de Trabajo.

Algunas empresas continúan con la contratación de trabajadores, pero tomará muchos meses para volver a los niveles de ocupación previos a la pandemia, incluso si ese ritmo se mantuviera.

Aunque muchos economistas piensan que la contratación se está ralentizando, la economía todavía tiene aproximadamente 13 millones de empleos menos que cuando comenzó la pandemia.

Los datos de empleo de este viernes son el penúltimo informe antes de las elecciones del 3 de noviembre. Para la mayoría de los votantes, el barómetro más visible de la economía, y por tanto, un elemento que influye a la hora de la elección.

Un informe de la Reserva Federal (Fed) de esta semana, basado en algunos informes de empresas, encontró “crecientes casos de trabajadores despedidos permanentemente por la baja demanda”.

Entre junio y julio, el número de personas que estuvieron desempleadas durante 15 semanas o más se triplicó a más de 6 millones.

Aproximadamente 29 millones de estadounidenses reciben la ayuda estatal por desempleo, aunque sus beneficios totales, en promedio, se han reducido a más de la mitad desde que caducó hace más de un mes el suplemento federal de $600 dólares a la semana. La administración Trump estableció un programa que proporcionará a algunos de los desempleados 300 dólares a la semana.

Solo las personas que reciben al menos 100 dólares a la semana en ayuda estatal de desempleo calificarán para esta ayuda. Este requisito podría excluir a por lo menos 850,000 estadounidenses.

Recuperación desigual

La recuperación de la economía parece operar en dos vías. Los fabricantes disfrutan de un sólido repunte en la demanda de automóviles, electrodomésticos y aparatos electrónicos, con los pedidos de fábrica que casi han vuelto a los niveles previos a la pandemia. Las ventas de viviendas también están en auge, así como los precios de las casas. En julio, las ventas de casas aumentaron más que nunca y son casi un 9% más altas que hace un año.

Del otro lado, el operador de casinos y hoteles MGM Resorts, golpeado por la caída de los viajes y el turismo, dijo la semana pasada que han perdido 18,000 puestos de trabajo. Coca Cola, que obtiene la mitad de sus ventas de los estadios, teatros y otros lugares que han sido cerrados, ofreció jubilaciones voluntarias a 4,000 empleados para reducir la cantidad de despidos, mientras que Salesforce eliminará mil puestos de trabajo y Bed, Bath & Beyond se deshará de 2,800 más.