Entre agosto y septiembre 865,000 mujeres abandonaron la fuerza laboral

La tasa de desempleo durante ese mes fue del 8% para las mujeres y del 7.7% para los hombres

Entre agosto y septiembre 865,000 mujeres abandonaron la fuerza laboral
El desemplep es mayor entre las mujeres afroamericanas.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

La pandemia de coronavirus ha sido especialmente difícil para las mujeres trabajadoras. Los últimos datos de empleo de la Oficina de Estadísticas Laborales muestran dicen que se crearon 661,000 puestos de trabajo en septiembre, pero una gran cantidad de mujeres abandonaron la fuerza laboral. Es decir: no trabajan ni buscan trabajo activamente.

Michael Madowitz, economista del Center for American Progress, tuiteó un gráfico que destaca el drástico número de personas que dejaron de trabajar, especialmente mujeres.

De acuerdo con un datos de Business Insider, la variación mensual de la participación laboral por sexo fue desastrosa para las mujeres. La participación en la fuerza laboral incluye tanto a las personas que trabajan como a las que buscan trabajo.

La participación en la fuerza laboral disminuyó para ambos sexos, lo que sugiere que un número cada vez mayor de personas abandonan la búsqueda de trabajo para jubilarse o cuidar de la familia a tiempo completo. Pero el cambio mensual para las mujeres fue mucho mayor que para los hombres. La participación en la fuerza laboral disminuyó en 865.000 mujeres de agosto a septiembre, mientras que unos 216.000 hombres dejaron de trabajar.

La tasa de desempleo se redujo en 0.6 puntos porcentuales tanto para hombres como para mujeres, aunque es más alta para las mujeres. La tasa de desempleo de septiembre fue del 8% para las mujeres y del 7.7% para los hombres.

Una encuesta realizada por McKinsey and Company y Lean In entre alrededor de 40,000 trabajadores encontró que una de cada cuatro mujeres ha considerado abandonar su trabajo o recortar horas en medio de la pandemia.

Las madres trabajadoras tienen que equilibrar su propio trabajo con la escuela de sus hijos. Según un informe del New York Times, el problema es especialmente difícil para las madres que trabajan en el comercio minorista, donde los horarios no están tan estructurados. El diario también cita los resultados de una encuesta de la Oficina del Censo a mediados de julio, donde el 32.1% de las mujeres de entre 25 y 44 años no trabajan debido al cuidado de niños, en comparación con solo el 12.1% de los hombres.

El Washington Post también descubrió que las madres solteras y de bajos ingresos tienen que decidir entre pagar el costoso cuidado de los niños o abandonar su empleo, lo que podría tener efectos a largo plazo en la participación de las mujeres en la fuerza laboral.

Además, según los informes, las mujeres BIPOC (negras, indígenas, personas de color) han sido uno de los grupos demográficos más afectados por la pandemia. Una razón de esto es porque laboran en muchos de los sectores más afectados por la pandemia y en la primera línea, como los trabajadores de la salud. La tasa de desempleo de las mujeres blancas en septiembre fue del 6,9%, mientras que la tasa de las mujeres negras y afroamericanas fue del 11.1%.