¿Envías remesas desde Estados Unidos? Conoce las leyes que te protegen como consumidor

Las compañías de remesas deben seguir lineamientos de la ley federal y otra leyes locales de protección al cliente

Formas de enviar remesas a Cuba desde Estados Unidos
Formas de enviar remesas a Cuba desde Estados Unidos
Foto: Celyn Kang / Unsplash

Las empresas que se especializan en transferencia de dinero, los bancos y las corporativas de crédito son instituciones que deben regirse por la Ley Federal que protege al consumidor. Ley que les exige ofrecer información determinada antes y después de efectuar una transferencia de dinero. No es una opción, es una obligación, así lo establece la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor en Estados Unidos (CFPB por sus siglas en inglés).

Cuál es la información que por ley debes obtener si usas el servicio de envío remesas

Las empresas proveedoras del servicio de transferencia de dinero, están obligadas a ofrecer al consumidor cierta información antes y después de cada operación:

  1. Lo primero que deben informarte es la tasa de cambio que manejan.
  2. Luego te deben explicar claramente los cargos por comisiones y por impuestos que agregan a cada transacción.
  3. También debes tener información sobre los cargos que te van a cobrar los agentes de estas compañías en el extranjero y los cargos de cualquier institución financiera involucrada en el proceso de transferencia.
  4. Otra información que debes obtener, es la cantidad de dinero que se entregará al destinatario, cantidad calculada fuera de impuestos y de cargos adicionales.
  5. Si es el caso, también pueden entregarte una declaración por deducción de impuestos extranjeros y cargos adicionales por la transferencia de remesas.
  6. Sobre el tiempo estimado para que el beneficiario reciba la remesa, también deben informarte. Así como sobre tu derecho a cancelar las transferencias, y qué hacer en caso de cometer un error y cómo presentar una queja.

Con estas operadoras, normalmente el cliente tiene 30 minutos para cancelar una operación sin costo adicional, excepto si la transferencia ya fue recibida o depositada en la cuenta del destinatario.

En caso de un error en la transferencia, una vez notificado a la empresa de remesas habrá un plazo de 90 días para investigar la denuncia y dicha compañía debe darte resultados en ese tiempo. Por ejemplo, si el caso es que el dinero nunca llegó a un destino, es posible que en esos 90 días puedas recuperarlo.

Si el usuario no se siente satisfecho con la respuesta de la operadora de remesas a la hora de un reclamo, está en todo su derecho a presentar la queja ante la CFPB.

Estas normativas no siempre se aplican a todas la empresas de transferencias de dinero, pero existen otro tipos de protecciones por parte del estado, solo basta comunicarse con el regulador financiero de su localidad o estado para que te informes sobre las normativas locales en este rubro de remesas.

**

También te puede interesar:

Cuánto cuesta el dólar este sábado en México

Remesas: Cuánto vale la pena migrar a Estados Unidos desde México para enviar dinero a la familia 

Cómo elegir el mejor servicio de transferencia internacional de dinero en efectivo