¿Es mejor hacer las compras diarias con efectivo, crédito o débito?

Te presentamos las ventajas y desventajas de cada una de estas formas de pagar

¿Es mejor hacer las compras diarias con efectivo, crédito o débito?
Hay que analizar antes de tomar la decisión de qué tipo de tarjeta usar o efectivo.
Foto: Goumbik / Pixabay

Para pagar una compra puedes hacerlo a través de tres formas: crédito, débito o efectivo. Sin embargo, cada una de ellas tiene sus ventajas y desventajas que se deben conocer para usar efectivamente tu dinero y protegerlo. 

Uso de la tarjeta de débito

Esta forma de pago es útil para no endeudarse porque se usa el dinero que hay en tu cuenta de ahorros o cuenta corriente, el mismo que está depositado. Al hacer compras con débito no te cobran intereses o cargos, sino que, al contrario, se ganan intereses. Debido a que las tarjetas de débito están enlazadas a una cuenta de ahorro, el dinero que depositas en la cuenta va a generar intereses. 

Con este tipo de compra hay más control de los gastos, ya que con la mayoría de las tarjetas no puedes gastar más dinero del que tienes en la cuenta. Además, si su tarjeta de débito tiene el logo de Visa, American Express o Mastercard puedes pagar en distintos comercios alrededor del mundo, aunque sí te pueden cobrar cargos por realizar estas transacciones.

La parte negativa de las tarjetas de débito es que la mayoría de estas tarjetas no brindan protección contra transacciones no autorizadas y fraude, como lo hacen las tarjetas de crédito. Es recomendable tener mucho cuidado en las compras en línea para no ser víctima de fraude.

Uso de la tarjeta de crédito

Este método tiene grandes ventajas. Una de las más importantes es que te puede ayudar a desarrollar un buen crédito, si la sabes utilizar correctamente. Además, están protegidas por las disposiciones de la ley de Facturación Imparcial de Crédito y si sospechas que fuiste víctima de fraude, se puede suspender el pago de la compra mientras se investiga el caso.  Con una tarjeta de crédito no serás responsable de las compras no autorizadas. 

Al igual que con las tarjetas de débito, se pueden realizar compras alrededor del mundo, si el plástico tiene el logo de Visa, American Express o Mastercard. Además, en cada compra que realices con una tarjeta de crédito puedes obtener puntos, descuentos o “cash back”. Este último significa que por cada compra o cantidad que gastes recibirás un pequeño porcentaje en efectivo.

La tarjeta de crédito debe usarse cuidadosamente porque puede llevar a grandes deudas. Si se paga con una tarjeta de crédito y luego no se realizan los pagos mínimos a tiempo, tu crédito se afectará negativamente. Recuerda que el dinero que utilizas de la tarjeta de crédito es dinero que el banco te presta y que luego tendrás que pagar con intereses. 

Uso de pago en efectivo 

Casi todos los establecimientos aceptan este tipo de pago. No te endeudarás si no tienes el dinero suficiente para pagar por un producto o servicio que necesitas, pero es importante guardar todos los recibos de sus compras o no podrás dar seguimiento a tus gastos. Otra desventaja de tener dinero en efectivo es que en caso de robo o asalto podrías perder su dinero y no podrás recuperarlo.

Dos recomendaciones de tarjetas de crédito

1. Citi Simplicity Card

Si estás buscando una tarjeta de crédito con 0 intereses durante los primeros meses puedes considerar la tarjeta Citi Simplicity. Esta ofrece 0% en intereses en transferencias de saldo, por 21 meses (comenzando desde la primera transferencia que se realice) y en compras nuevas ofrece 0% en intereses durante los primeros 12 meses. Luego el interés será variable de 16.24% a 26.24%. Por otro lado, la tarifa de transferencia de saldo es de $5 o 5%: se aplicará la cantidad que sea mayor y no tiene cargos anuales.

2. BankAmericard

Otra tarjeta de crédito que puedes considerar es la tarjeta de crédito BankAmericard, ya que ofrece 0% en APR durante los primeros 18 ciclos de facturación y por cualquier transferencia realizada durante los primeros 60 días de obtener la línea de crédito. Sin embargo, después de que la oferta termine, el APR puede fluctuar entre 15.24% a 25.24%. Además, un cargo de 3% aplicará en todas las transferencias que se realicen.