Estadounidenses apoyan medidas más severas para contener COVID-19, dice encuesta

Casi el 60% de los entrevistados dijo que apoyaría una orden nacional que obligara a los estadounidenses a refugiarse en casa durante dos semanas para evitar más contagios

Estadounidenses apoyan medidas más severas para contener COVID-19, dice encuesta
Para la mayoría de estadounidenses, el uso de mascarillas cubrebocas no está a discusión.
Foto: ROBYN BECK / Getty Images

Estados Unidos ha superado la terrorífica marca de 150,000 muertos por COVID-19 y una encuesta de NPR / Ipsos encuentra un amplio apoyo para una estrategia nacional única para abordar la pandemia y medidas más agresivas para contenerla.

Dos tercios de los encuestados dijeron que creen que Estados Unidos está manejando la pandemia peor que otros países, y la mayoría quiere que el gobierno federal tome medidas exhaustivas para frenar la propagación del coronavirus, para reabrir escuelas y negocios.

Si bien los debates sobre el uso de mascarillas y la reeapertura económica han dominado los titulares, más de las tres cuartas partes de los encuestados apoyan la promulgación de leyes estatales para exigir el uso de cubrebocas en público en todo momento. Y casi el 60% dijo que apoyaría una orden nacional que obligara a los estadounidenses a refugiarse en casa durante dos semanas.

Los hallazgos se producen cuando los funcionarios federales de salud pública advierten sobre una nueva fase en la pandemia, con infecciones generalizadas en todo el país. La encuesta se realizó del 30 al 31 de julio y entrevistó a 1115 adultos, en territorios que incluyeron a Alaska y Hawai.

“Estamos absolutamente peor en comparación con otros países, dijo Laura Braslow, una simpatizante republicana de Quakertown, Pensilvania, que participó en la encuesta.

“Tenemos un líder que no está proporcionando liderazgo a este país en absoluto”, agregó Braslow, quien no votó por Trump en 2016 y no planea respaldarlo en noviembre. “Si tengo que aguantar y usar una máscara, él debería hacer lo mismo. Debería mostrar al público estadounidense que esto es lo correcto”.

Otras medidas que disfrutan de un amplio respaldo incluyen fondos del gobierno para ampliar las pruebas para el coronavirus y hacerlo de forma gratuita y un apoyo para producir más equipos de protección personal.

Los mandatos de máscara obtienen un amplio respaldo

El presidente Donald Trump se ha resistido a muchas de esas propuestas y tuiteó el lunes que Estados Unidos lo ha hecho “MUCHO mejor que la mayoría de los otros países” para aliviar el impacto del coronavirus.

Pero la mayoría de las personas encuestadas no están de acuerdo.

“Creo que estamos peor”, dijo Sophie McClellan, una demócrata de Jacksonville, Florida.

“No creo que tengamos pruebas adecuadas porque puede tomar hasta dos semanas obtener resultados”, dijo McClellan a NPR. También dijo que era hora de que todos los estados impongan mandatos de salud que requieran máscaras en lugares públicos.

Trump se negó a usar una máscara en público, pero el lunes envió un mensaje a los partidarios diciendo que las personas deberían tratar de usar máscaras cuando no puedan distanciarse socialmente de los demás. La encuesta de NPR / Ipsos encontró que para la mayoría de los estadounidenses, demócratas y republicanos, el uso de máscaras no es controvertido.

Dos tercios de los encuestados están a favor de una estrategia nacional única para combatir la propagación del virus, y alrededor del 60% apoya una estrategia nacional única para cuando las empresas y las escuelas puedan reabrir.

Sobre la cuestión de las escuelas, el 66% de los estadounidenses dicen que prefieren el aprendizaje remoto y a distancia para los niños en su área en el otoño, una opinión compartida de manera abrumadora por los demócratas. Los republicanos están más divididos, con casi el 60% de acuerdo con Trump en que las escuelas deberían reabrir y los niños deberían regresar a las aulas.

Cuando se les dio la opción de regresar al trabajo, el 69% dijo que, siempre que sea posible, se debería permitir que las personas trabajen desde casa hasta que esté disponible una vacuna contra el coronavirus. El 31% eligió la opción de que las personas regresen a las oficinas y lugares de trabajo ahora, con precauciones de seguridad para los empleados.

Piden medidas más agresivas

Como Washington está estancado en la aprobación de un paquete de ayuda federal, la mayoría de las personas encuestadas, aproximadamente dos tercios, dicen que el gobierno federal debería endeudarse más para aprobar una ley que proporciona un pago a todos los estadounidenses. Un número similar quiere que se extiendan los beneficios federales de desempleo.

“Están diciendo que ahora aprobarán otro proyecto de ley de estímulo, aprobarán más beneficios por desempleo, harán su parte para que la economía funcione”, dijo Newall de Ipsos, quien señaló que la mayoría de los republicanos también respaldan otra ronda de gasto federal.

Otros datos reveladores

El 59% dice que los trabajadores deberían recibir un estipendio que les permitiría quedarse en casa durante dos semanas como parte de un esfuerzo nacional de cuarentena.

El 55% apoya las prohibiciones temporales de viaje entre estados como parte del esfuerzo para frenar la propagación del virus.

Con las elecciones presidenciales a tres meses de distancia, el 46% de los encuestados dijo que la pandemia es una de las principales preocupaciones. Y al pensar en elegir un candidato, dos tercios dijeron que el plan de recuperación económica de cada candidato es un factor muy importante, seguido de sus planes para el coronavirus y para unir al país.