Falta de empleados: Contratar adolescentes para trabajos de verano ya no es una opción para los restaurantes en Estados Unidos

En 2020, 1.63 millones de personas de entre 16 y 19 años trabajaban en lugares para comer y beber, ahora muchos de ellos prefieren quedarse en casa

Dos jóvenes empleadas atienden un mostrador de la cadena McDonalds en Chicago.
Dos jóvenes empleadas atienden un mostrador de la cadena McDonalds en Chicago.
Foto: Scott Olson / Getty Images

La industria restaurantera se prepara para una fuerte reapertura este verano, pero los restaurantes con poco personal podrían enfrentar problemas. Años atrás, una posible solución era contratar a más adolescentes, pero ahora parece que no será tan fácil.

Andy Diamond, presidente de la cadena de mariscos Angry Crab Shack, está dispuesto a contratar adolescentes, pero no cree que los adolescentes quieran los trabajos que la industria necesita desesperadamente.

Las cadenas de restaurantes se enfrentan a una escasez de trabajadores para puestos como lavaplatos y cocinero, según Diamond, que ha aumentado su salario por hora y ofrece bonificaciones por recomendación con la esperanza de atraer solicitantes.

“No creo que quieran trabajar en una cocina, si están solicitando, lo que buscan son trabajos de 15 a 20 horas por semana y cerca de casa”.

Los cocineros y lavaplatos generalmente tienen entre 21 y 35 años, dijo. Los puestos de trabajo que suelen ocupar trabajadores más jóvenes, como asistentes y anfitriones, cuentan con personal completo.

El desajuste entre los trabajos que buscan los adolescentes y los puestos que deben ocupar es solo una de las razones de los problemas actuales de los restaurantes para encontrar mano de obra. La industria del ocio y la hostelería, que incluye bares y restaurantes, tiene 2.9 millones de trabajadores menos que antes de la pandemia.

Los dueños de negocios señalan que la actual crisis laboral se debe a los beneficios de desempleo mejorados, ya que los posibles empleados prefieren cobrar los cheques en lugar de ocuparse en trabajos que pagan poco. Los beneficios mejorados terminan en septiembre, aunque Montana y Carolina del Sur terminarán su participación en el programa antes.

“He escuchado anécdotas de que algunas personas ganan más en el desempleo que en un trabajo, pero creo que es difícil analizar cuánto es cierto o si eso es una tendencia más grande, porque está el problema de la salud pública y la cuestión del cuidado infantil ”, dijo Ann Elizabeth Konkel, economista del Indeed Hiring Lab.

La mayoría de esos problemas no son una preocupación para los adolescentes, aunque algunos pueden necesitar trabajos para ayudar a mantener a su familia.

Tradicionalmente, la industria de los restaurantes emplea a aproximadamente un tercio de todos los adolescentes que trabajan. En 2020, 1.63 millones de personas de entre 16 y 19 años trabajaban en lugares para comer y beber, según datos de BLS. Eso es menos que los 1.73 millones de adolescentes del año anterior, ya que la pandemia del coronavirus provocó un aumento vertiginoso del desempleo en todas las industrias, especialmente en la hostelería.

Sin embargo, la participación de los adolescentes en la fuerza laboral estaba disminuyendo incluso antes de la pandemia. Las actividades extracurriculares como los deportes, el voluntariado y la preparación para la universidad les están quitando tiempo a los horarios de los adolescentes, lo que los hace menos propensos a mantener un trabajo de verano. Las pasantías, ya sean remuneradas o no, alejaron a los trabajadores de trabajos de verano más tradicionales, como salvavidas o el trabajo en restaurantes.

Preocupaciones por el COVID, una de las razones

Las preocupaciones sobre la seguridad durante la pandemia de COVID-19 han introducido nuevas razones para que los adolescentes se queden fuera de la fuerza laboral. Más allá de los problemas de salud, los trabajadores también han tenido que interactuar con clientes beligerantes que no quieren seguir los protocolos de seguridad de la localidad o de la empresa.

El 28% de los consultados por la encuesta semestral de adolescentes de Piper Sandler dijo que el COVID-19 afectó su trabajo a tiempo parcial o su capacidad para encontrar empleo. La firma realizó la encuesta entre el 19 de febrero y el 24 de marzo.

Sin embargo, las publicaciones de pasantías en Indeed han bajado este año en comparación con 2019 y 2020, y los adolescentes, como muchas personas, están ansiosos por dejar sus hogares, según Konkel.

Algunas familias han limitado el alcance de la búsqueda de trabajo de sus adolescentes debido a la pandemia. Amy Gray es madre de dos adolescentes que encontraron trabajos de verano en Cleveland, donde viven. Aunque tanto su hijo de 19 años como su hija de 16 fueron vacunados, limitaron su búsqueda de trabajo a puestos al aire libre o que podían hacer desde casa.

La tasa de desempleo de abril aumentó sorprendentemente al 6.1%, desafiando las expectativas de los economistas que pronosticaron un aumento en las contrataciones el mes pasado.