La ‘app store’ de Apple, entre investigaciones y la molestia de pequeños desarrolladores

La compañía será investigada por la Unión Europea y el panel antimonopolio de la Cámara de Representantes, en EEUU; fabricantes de software acusan prácticas desleales de la empresa

La ‘app store’ de Apple, entre investigaciones y la molestia de pequeños desarrolladores
Apple enfrenta una nueva polémica.
Foto: FREDERIC J. BROWN / Getty Images

Las autoridades de Estados Unidos y la Unión Europea (UE) han iniciado investigaciones antimonopolio sobre la App Store de Apple y su plataforma de pagos por presuntas prácticas anticompetitivas. Esto abre un nuevo frente en la lucha de la UE contra las posiciones de dominio de las grandes compañías tecnológicas.

Al mismo tiempo, los principales fabricantes de aplicaciones, incluidos los fabricantes de Tinder y Fortnite, critican a Apple por las prácticas comerciales, como el recorte del 30% de las compras digitales de la compañía a través de aplicaciones de iPhone.

La molestia de los desarrolladores se produce días antes de la conferencia anual de software de la compañía, WWDC, cuando Apple presenta nuevos programas para convencer a los fabricantes de aplicaciones de que vale la pena desarrollar sus plataformas.

La Comisión Europea, brazo ejecutivo del bloque, anunció una investigación formal sobre Apple Pay por las acusaciones de que el gigante estadounidense niega acceso al sistema de pagos en algunos casos, y por preocupaciones de que limite el acceso a la función de pago rápido en los iPhone.

La Comisión abrió una segunda pesquisa sobre la tienda de software App Store por sospechas de que Apple requiera a los desarrolladores que dificulten a los usuarios de iPhone y iPad formas de hacer compras fuera de las aplicaciones.

La investigación se inició tras las quejas hechas por Spotify y un distribuidor de libros electrónicos sobre el efecto de las normas de la App Store sobre la competencia.

La UE sospecha que Apple había fijado condiciones sobre cómo debe utilizarse Apple Pay en las apps y sitios de los vendedores, señaló.

Apple ha trabajado para ampliar sus ingresos por servicios para compensar la desaceleración en las ventas de iPhone y otros dispositivos, pero la investigación de la UE sugiere que el creciente dominio de Apple la ha convertido en un objetivo de los reguladores.

La presión antimonopolio sobre la App Store también está aumentando en los Estados Unidos. El panel antimonopolio del Comité Judicial de la Cámara de Representantes está trabajando para que el CEO de Apple, Tim Cook, testifique sobre temas de competencia junto con los directores ejecutivos de Amazon, Facebook y Alphabet.

Las quejas de los desarrolladores

Decenas de desarrolladores más pequeños también se quejaron en las redes sociales sobre las reglas de Apple, tras las fuertes quejas de David Hansson, CTO de Basecamp, un desarrollador de software empresarial privado.

Hansson dijo en Twitter que Apple rechazó una actualización de la nueva aplicación de correo electrónico de Basecamp, Hey, debido a que ciertas aplicaciones deben permitir a los usuarios pagar los servicios de suscripción a través de la aplicación. Si se implementa, Apple tomaría del 15% al ​​30% de los ingresos de cualquier usuario que se haya registrado a través de ésta.

La App Store es uno de los servicios más importantes de Apple, una unidad de rápido crecimiento que generó más de $46,000 millones de dólares en 2019, casi el 18% de los ingresos de la compañía. Los inversores ven el negocio de servicios como un motor de crecimiento para Apple y la compañía ha establecido un objetivo público de $50,000 millones de dólares en ventas de servicios este año.

El reclamo de los pequeños desarrolladores se basa en tres puntos:

Proceso de revisión opaco. Los desarrolladores dicen que las decisiones tomadas durante la revisión de la aplicación pueden parecer arbitrarias y a menudo éstas se eliminan por completo de la plataforma de Apple por situaciones que los fabricantes califican como razones menores o injustas. Además, es difícil comunicarse con los representantes de Apple y ser reincorporado.

La comisión. Apple toma un 30% de los ingresos de las aplicaciones, que cae al 15% después de un año. Los desarrolladores dicen que la comisión de Apple es excesiva y hace que sus propios negocios sean menos rentables.

Competencia desleal. Los fabricantes de software también se preocupan de que Apple pueda usar datos sobre las tendencias de la App Store para crear aplicaciones. Una vez que se introducen esas características a los sistemas operativos de Apple, los desarrolladores no tienen acceso.