La directora de recursos humanos de Adidas renuncia tras acusaciones de racismo

Karen Parkin era la única mujer en el directorio de la compañía, que ahora está compuesto completamente por hombres blancos

La directora de recursos humanos de Adidas renuncia tras acusaciones de racismo
El fabricante alemán de ropa deportiva ha sido acusado por su falta de diversidad en puestos directivos.
Foto: ODD ANDERSEN / Getty Images

La directora de recursos humanos de Adidas renunció en medio de una polémica sobre la cultura corporativa de la empresa y la falta de diversidad. Karen Parkin, una ciudadana británica, había trabajado en la empresa durante más de dos décadas.

Su salida se produce tras las protestas del personal de Adidas por un comentario que, según algunos informes, hizo en una reunión interna el año pasado, de acuerdo con una nota de BBC.

Marcas de todo el mundo enfrentan una presión creciente para actuar sobre la igualdad racial tras la muerte de George Floyd a manos de la policía de Minneapolis.

En su defensa, Parkin argumentó que siempre se había opuesto al racismo y que “había decidido retirarse para allanar el camino para el cambio”.

De acuerdo con una nota del Wall Street Journal, a principios de junio un grupo de más de 80 trabajadores de Adidas solicitó una investigación sobre el manejo del racismo, la diversidad y la inclusión de Parkin.

La ex directora fue acusada de decir, en una reunión para empleados del año pasado, que el tema del racismo era “ruido” del que solo se habla en Estados Unidos.

Su renuncia es uno de los movimientos corporativos de más alto perfil hasta la fecha tras la muerte de Floyd en mayo,que ha intensificado el enfoque en la discusión sobre el racismo y la desigualdad alrededor del mundo.

La señora Parkin, que deja el cargo con efecto inmediato, era la única mujer en el directorio de la compañía, que ahora está compuesta completamente por hombres blancos. Adidas dijo anteriormente que tomaría medidas para abordar los problemas de diversidad e inclusión.

La compañía ha prometido garantizar que al menos el 30% de sus nuevos empleados en Estados Unidos provengan de entornos negros o latinos.

También estableció el objetivo de que esos grupos llenen el 12% de sus puestos ejecutivos en el país en los próximos cinco años.

Adidas es una de las marcas globales que se han sumado al boicot de anunciantes de las redes sociales por su manejo del contenido racista.

La medida se produjo después de que la campaña #StopHateForProfit pidiera a las empresas que pausaran su publicidad de Facebook e Instagram durante julio.