La importancia de la tasa de utilización de crédito, cómo calcularla y en qué te afecta

Tu puntaje de crédito se afecta por la forma de utilizar tus tarjetas, incluso aunque seas puntual

La forma en la uses tu tarjeta de crédito es un criterio importante, además de que pagues tus deudas.
La forma en la uses tu tarjeta de crédito es un criterio importante, además de que pagues tus deudas.
Foto: Morning Brew / Unsplash

Uno de los puntos más relevantes que mucha gente desconoce cuando apertura una tarjeta de crédito, es sobre la importancia de la tasa de utilización de crédito. Cuando adquieres un plástico, si no tomas en cuenta este rubro y lo utilizas indiscriminadamente, podrías afectar tu puntaje de crédito muy seriamente, independientemente de que seas puntual en tus pagos.

¿Qué es la tasa de utilización de crédito?

La utilización de crédito es el porcentaje que utilizas de tu crédito total, también conocido como montos adeudados. De acuerdo con CNBC Select, la tasa de utilización de crédito es el segundo factor más importante de tu puntaje de crédito, sólo detrás del historial de pagos.

La regla básica sobre este criterio es la de mantener una utilización de crédito por debajo del 30%. Pero un estudio de FICO encontró que los consumidores con puntajes de crédito entre los 750 o más son aquellos que sólo utilizan el 10% de su límite de crédito total disponible. Aunque debes tratar de mantenerla por debajo de ese porcentaje, tu utilización de crédito tampoco debe ser igual al 0%, porque en realidad indica que no estás usándolo.

¿Cómo calcular la tasa de utilización de crédito?

Si bien existen herramientas en línea que miden tu tasa de utilización y las propias agencias de crédito ya realizan este cálculo para así asignarte tu puntaje, la realidad es que hacerlo no es tan complicado y te permitirá tener un mejor control sobre tus tarjetas.

Para comenzar, debes tomar en cuenta el límite de crédito que tienes en tu tarjeta. Por ejemplo, supongamos que tienes una tarjeta de crédito con un límite de $2,000 dólares. A tu emisor realmente no le interesa si lo ocupas todo o no, sino que lo pagues. A las agencias de crédito, que son las que llevan tu puntaje, sí les importa.

Entonces, aunque tuvieras ese u otro límite, lo recomendable, como dicen los expertos, es ocupar menos del 30%, es decir, con base en este ejemplo, que utilices menos de $600 dólares en tu tarjeta de crédito.

Ahora bien, ¿cómo calculas tu propia utilización de crédito? Fácil.

Si en el mismo ejemplo, en la tarjeta de $2,000 dólares, has gastado $250 dólares, entonces, debes multiplicar tu gasto ($250) por 100 (100%) y dividirlo por tu límite de crédito ($2,000). Lo que te daría una tasa de utilización de crédito de 12.5%.

  • 250 x 100 = 25,000 / 2,000 = 12.5
  • ¿Y si tengo más de una tarjeta de crédito? Haces el mismo procedimiento. Sumas todos los límites de crédito y todo lo que has gastado en tus tarjetas.

    Suponiendo que tienes tres tarjetas:

    • Tarjeta 1: gasto de $250 dólares con un límite de crédito de $2,000 dólares.
    • Tarjeta 2: gasto de $750 dólares con un límite de crédito de $6,000 dólares.
    • Tarjeta 3: gasto de $3,000 dólares con un límite de crédito de $12,000 dólares.
    • Entonces, tu cálculo sería: